Aviso de los expertos: el boom económico y la inflación no traerán grandes alegrías a la bolsa este año

Wall Street

Wall Street

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Una fuerte recuperación económica tras el batacazo del año pasado y una política monetaria acomodaticia a pesar de las presiones inflacionistas. Sobre el papel todo parecería indicar que 2021 va a ser un año muy positivo para las bolsas occidentales, pero los analistas de Allianz advierten de que los inversores deben mantener la cautela: las rentabilidades serán menores que en otras ocasiones y en todo caso no llegarán a los dos dígitos.

“Históricamente, los periodos de relajación monetaria y fiscal tienden a ser favorables para los inversores en renta variable, ya que ésta tiende a generar rendimientos decentes en periodos de aceleración de presiones reflacionarias, aunque todavía manejables”, apuntan los analistas de Allianz en un informe. “Creemos que los mercados de renta variable tendrán un tímido comportamiento positivo en 2021 (rendimientos totales de un solo dígito en la UEM y más bajos en EUU) que se acelerará en 2022 gracias a unas perspectivas de crecimiento e inflación más saludables y estables”.

Aunque “sería muy cómodo” tomar los modelos tradicionales al pie de la letra “y pronosticar rendimientos de dos dígitos en la renta variable para los próximos dos años, el actual contexto económico y de los mercados de capitales no concede este pase libre”, avisan los expertos del servicio de análisis de la aseguradora.

Evolución de las bolsas

“Si la historia sirve de guía, las condiciones iniciales importan y, en consecuencia, la combinación de métricas de valoración extremadamente elevadas (especialmente en el caso de EEUU) y una dependencia total del apoyo de la política monetaria dejan a los mercados de renta variable en una encrucijada extremadamente frágil”.

En este contexto y apuntando también que el componente de inflación en EEUU está “sustancialmente sobrevalorado”, a juicio de estos expertos, la subida de la bolsa estadounidense “seguirá siendo limitada mientras la economía real no se acelere sustancial y estructuralmente”.

Mientras, en Europa a pesar de que la bolsa depende menos de la inflación que la de EEUU, “la operación de reflación en el euro tiene todavía cierto margen de maniobra […] permitiendo un sobre rendimiento limitado de la renta variable del euro gracias a un mayor rebasamiento temporal de la inflación y a un mayor efecto de recuperación económica”.

“Por ello, creemos que los mercados de renta variable tendrán un tímido rendimiento positivo en 2021 que se acelerará en 2022 gracias a unas perspectivas de crecimiento e inflación más saludables y estables”, destacan los analistas de Allianz.

Al mismo tiempo, “esperamos que la política monetaria se mantenga debido a la gran dependencia del mercado y que reprima los picos de volatilidad del mercado de renta variable mientras no haya pruebas contundentes de la estabilización del crecimiento estructural”.

“En cuanto a la evolución a corto plazo, esperamos que la evolución de las expectativas de inflación tenga un impacto entre neutro y negativo en EEUU, mientras que ejerza un impacto neutro en la zona euro. Siguiendo el mismo argumento, también esperamos que la recuperación de la economía real tenga un impacto positivo a ambos lados del charco, evitando que los rendimientos de la renta variable se pongan en rojo en 2021”, concluyen los analistas.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA