Arranca la huelga de médicos contra el nuevo modelo de urgencias extrahospitalarias del Gobierno de Ayuso

Marea blanca

La huelga indefinida de los médicos en centros de atención 24 horas de la Comunidad de Madrid arranca este lunes para denunciar «el caos y la desprotección» a la población de un plan de urgencia extrahospitalaria puesto en marcha el pasado jueves en la región «sin personal suficiente» para prestar el servicio.

De los 698 médicos, enfermeros y celadores de los Servicios de Atención Rural (SAR) y de los Servicios de Urgencias de Atención Primaria (SUAP) afectados por la reorganización, junto al personal del Summa 112, están llamados a la huelga un total de 228 facultativos (212 de Atención Primaria y 16 del Summa 112).

Una protesta que llega en un contexto de críticas por el «caos» en la apertura de estos dispositivos, acusaciones de boicot por la cifra de bajas sobrevenidas entre el personal que debe atender estos centros, recriminaciones a los partidos del arco parlamentario de la izquierda (Más Madrid, PSOE y Unidas Podemos) por promover el «terror sindical y político» y la ruptura del principio de acuerdo firmado por cuatro de los sindicatos con representación en la Mesa Sectorial de Sanidad.

La Consejería de Sanidad ha fijado unos servicios mínimos del 100%, con el rechazo sindical, que considera que se vulnera el derecho a huelga. En cualquier caso, el Gobierno madrileño garantiza que los centros estarán abiertos en esta jornada y reitera que continuará adelante con una plan que ofrece más servicios a los ciudadanos.

En la primera semana de funcionamiento, el Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso ha subrayado que el 100% de los centros que han abierto contaron con personal sanitario, con el 57% de ellos con equipos completos (médico, enfermera y celador). Además, sostiene que ha habido cobertura total en toda la red, con el apoyo de las Unidades de Atención Domiciliaria del Summa 112, atendiendo a más de 14.000 pacientes en los ocho primeros días de funcionamiento. Y todo ello, denuncia, pese al elevado porcentaje de ausencias registradas (más del 55% de media frente al 10% que suele haber).

Frente a ello, los trabajadores aseguran vivir un panorama bien distinto, con centros cerrados por falta de personal, dispositivos abiertos con equipos incompletos (médico, enfermera y celador) o con falta de material sanitario y limpieza, además de una situación de «acoso» y «presión» a los sanitarios para que acudan a cubrir los huecos, modificación del lugar de trabajo avisando de manera precipitada y agresiones verbales y físicas a sanitarios como la registrada en el centro 24 horas de Guadarrama.

En este contexto, el departamento que dirige Enrique Ruiz Escudero ha lamentado que este modelo no se haya podido expresar en su máxima extensión por las ausencias de personal y las huelgas, defendiendo así que no se ha podido evaluar correctamente su implantación en condiciones de normalidad.

Amyts, convocante de la huelga, fue el único sindicato que no firmó el documento de compromisos con la Consejería que establecía un periodo transitorio de dos meses para revisar y analizar la implantación del modelo. Las cuatro organizaciones sindicales que sí lo apoyaron (CC.OO., UGT, CSIT Unión Profesional y Satse) rompieron el pasado viernes el acuerdo ante el «incumplimiento» del departamento que dirige Enrique Ruiz Escudero.

De esta forma, la negociación vuelve a la Mesa Sectorial, donde están representados los cinco sindicatos, y que está previsto que se reúna a principios de esta misma semana para retomar la búsqueda de soluciones.

AVALANCHA DE DIMISIONES

Los principales partidos de la oposición han cargado contra el plan, reclamando dimisiones y con petición de reprobación del consejero en la Asamblea, mientras que desde el Gobierno madrileño se denuncia la «hostilidad» de la izquierda, con una «campaña feroz» contra este modelo, tal y como advirtieron al anunciar «un otoño caliente».

En cualquier caso, ya han sido varias las salidas que se han producido en la Consejería a raíz del modelo de urgencia extrahospitalaria en la región, la última, el pasado viernes, con la dimisión en bloque de la Dirección Asistencial Sureste de Madrid, una de las siete en las que se dividen los centros sanitarios en la región.

Previamente, también han dejado el cargo Sonia Martínez Machuca como gerente de Atención Primaria y su ‘número dos’ Nuria Fernández de Cano Martín como gerente asistencial adjunta de este primer nivel asistencial. Antes de ella se produjeron la salida del doctor Pablo Busca como gerente del Summa 112, en el que ha sido sustituido por el doctor Manuel José Guiote, así como de Jesús Vázquez, cesado como director general de Asistencia Sanitaria de la Administración.

Desde la Consejería se subraya que la estructura de la Consejería «es muy grande en cuanto a su tamaño», con más de 800 directivos, y «es lógico que se vayan haciendo ajustes con el equipo». «Son recambios que se producen y ajustes dentro del equipo y no hay que darle más importancia», dijo el viernes el consejero.

FALTA DE PERSONAL

Sobre toda esta problemática planea la falta de profesionales sanitarios que, según argumentan desde la Consejería, impide nuevas contrataciones para reforzar el modelo y que achaca a un «problema de Estado» (con más de 200 vacantes para médicos de familia en la Comunidad y 168 médicos del Summa 112 jubilados que no han sido relevados) y que, advierten, además, irá a más.

En concreto, según la Consejería, en los próximos 10 años se prevé una pérdida de más de 6.000 facultativos por jubilación, de los 17.000 existentes, lo que supone el 35% de la plantilla actual. En el caso de Enfermería, de las 22.000 que prestan servicio en la actualidad está previsto que se jubilen más de 5.000, un 23%.

MOVILIZACIÓN EN LA CALLE Y PAROS PARA EL PRÓXIMO FIN DE SEMANA

Además, de cara al próximo fin de semana está prevista una gran movilización ciudadana en defensa de la Sanidad Pública y otras tres jornadas de huelga convocada por los sindicatos SUMMAT (Asamblea de Trabajadores del Summa 112) y MATS (Movimiento Asambleario de trabajadores de la Sanidad) entre los días 11 y 13.

Ambos sindicatos, con el apoyo de Plataforma SAR (Servicio de Atención Rural), CSIF, Asociación de Facultativos Especialistas (AFEM) y Asociación Madrileña de Enfermería (AME), dan así continuidad a los paros convocados desde las 15 horas del viernes día 4 hasta las 24 horas del domingo día 6 para reclamar la vuelta al modelo anterior de atención urgente extrahospitalaria, con los 40 SAR y la recuperación de los 37 SUAP que funcionaban antes de la pandemia.

Además, tras la multitudinaria manifestación del pasado 22 de octubre en defensa de la Sanidad Pública en el centro de Madrid –con 50.000 asistentes según Delegación del Gobierno y 23.000 según los organizadores–, el movimiento ciudadano de la Comunidad ha llamado a acudir a otra convocada el próximo día 13 de noviembre, con cuatro columnas de movimientos vecinales marchando por las calles de la ciudad hasta confluir en Cibeles.

En concreto, se ha convocado a las 12 horas a cuatro columnas que partirán desde Nuevos Ministerios (zona norte), Hospital de la Princesa (zona este), Atocha (zona sur) y Ópera (zona oeste) para marchar por las calles de la capital hasta confluir en Cibeles.

Bajo el lema ‘Madrid se levanta por la Sanidad Pública. Contra el Plan de Destrucción de la Atención Primaria’, esta protesta es una continuidad de las múltiples movilizaciones y actos de protesta como acampadas llevados a cabo en los últimos años contra el desmantelamiento de la Sanidad y para reclamar la reapertura de los SUAP.