Antón Costas, presidente del CES: «La inversión, que no gasto, en justicia social es el mejor apoyo a la economía»

Antón Costas

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente del Consejo Económico y Social (CES), Antón Costas, ha advertido de que la crisis provocada por la pandemia del coronavirus ha dejado presentes «cicatrices» que pueden ser muy duraderas e incluso llegar a cronificarse si no se invierte en justicia social.

Costas se ha expresado así en una rueda de prensa junto al presidente de las Cortes de Castilla y León, Luis Fuentes, y al presidente del CES de Castilla y León (CESCyL), Enrique Cabero, momentos antes de participar en una jornada de celebración del 30 aniversario del Consejo castellanoleonés.

En este contexto, Antón Costas ha destacado la importancia de los consejos económicos y sociales y ha puesto como ejemplo de ello lo «concluyente» que es la experiencia española durante el pasado año, que se plasma en la memoria que este miércoles se entregará al Gobierno y demuestra que «el diálogo social funciona como estrategia de política para hacer frente a situaciones de pandemia y desafío» como la que se está viviendo.

A este respecto, ha señalado que esto ha tenido como efecto que «por primera vez en la historia de España», en una recesión, la caída del empleo ha sido inferior a la de la actividad económica y en todas las anteriores el empleo se ha «desplomado más».

Costas ha afirmado que es la primera vez que se ha invertido esta situación y ha sido resultado del diálogo social «bipartito y tripartito» que se ha llevado a cabo en España en 2020 e inicios 2021, por lo que considera que instituciones como el CES son «especialmente adecuadas para momentos como este».

Sin embargo, cree que serán más importantes aún en el futuro porque, a su juicio, la recuperación de la economía española será «muy potente» a partir de finales de este año y «especialmente» en 2022.

Pero Costas ha advertido de que sería equivocarse de nuevo si se creyera que esa recuperación va a ser «como una especie de subida de marea que va a subir por igual a todos los barcos», pero ha aclarado que «no es así» porque se está en presencia de «cicatrices sociales que pueden ser muy duraderas, casi se van a cronificar» si no son capaces de invertir en «justicia social» en los próximos años.

EL MEJOR APOYO

«Sabiendo que la inversión, que no gasto, en justicia social es el mejor apoyo a la economía en el medio y largo plazo», ha añadido el presidente del CES.

Costas, tras felicitar al CESCyL por ser el más veterano de estas instituciones, ha apuntado que si la Constitución no hubiese ya previsto la creación de estos consejos a inicios de los años 90, en la actualidad, en las circunstancias que se están viviendo «tendrían que crearse».

En concreto, ha explicado que cuando la economía y la sociedad entran en situación de «elevada incertidumbre» sobre el futuro, que es diferente al riesgo, «como una niebla densa» que no deja ver cómo se estará en el futuro es cuando el propio análisis económico y la economía política recomiendan que se utilice el acuerdo, el diálogo social y el consenso para incorporar aquellas medidas de política económica y reglas que «repartan mejor riesgos de la incertidumbre».

Precisamente para ello considera que están los consejos, que practican el diálogo social y pueden ayudar a los poderes públicos a mejorar la calidad de los procesos de formación de políticas y decisiones públicas en momentos de incertidumbre.

En este marco, Enrique Cabero ha incidido en la actividad ininterrumpida de participación y diálogo social permanente que ha mantenido el CESCyL desde su creación el 18 de abril de 1991 con las organizaciones que constitucionalmente integran el modelo de Estado, con un la elaboración de propuestas, informes y el asesoramiento, habitualmente por unanimidad, «con un gran esfuerzo por tanto por el consenso, el entendimiento y el servicio a la ciudadanía».

Ahora, ha coincidido con el presidente del CES nacional en que es un momento «especialmente complicado», con la crisis que ha «desatado» la pandemia, que es «profunda desde la perspectiva económica y social», por ello tienen especial importancia esos aspectos protagonistas del consejo como aparece en el preámbulo de la Constitución, «la búsqueda como objetivo de la nación de un orden económico y social justo».

Precisamente por ello, ha añadido el presidente del CESCyL, el encuentro de celebración del 30 aniversario se celebra con el lema ‘La reconstrución económica y social tras la crisis del coronavirus’ y pretende, desde perspectivas muy diversas, ser abordado por los presidentes de los consejos de España.

PARTICIPACIÓN

El presidente del CESCyL ha incidido en la necesidad de contar con la participación social, ejemplo de lo cual dan las organizaciones previstas en la Constitución como las empresariales y sindicales, algo que es clave para entender modelo de Estado.

Sin embargo, ha advertido de que no se pueden «despistar» con las crisis y los cambios institucionales y, desde las previsiones del artículo 131 de la Constitión que define el modelo del CES, ha asegurado que quieren ofrecer toda la colaboración para la planificación económica, social, estratégica, del gobierno de España, de la Comunidad y de los parlamentos estatal y autonómico.

«Sólo a través del consenso, el diálogo y la participación podremos legitimar plenamente la salida más justa de la crisis económica y social», ha afirmado.

En este marco, el presidente de las Cortes de Castilla y León ha destacado que el encuentro de los consejos llega en un momento «muy importante» marcado por la pandemia y cree que por ello este órgano consultivo tiene «mucho que decir» porque «no se trata de buscar soluciones a largo plazo, que también, sino actuar ahora» porque las consecuencias del «terrible» año sufrido se hacen visibles en toda la ciudadanía.

Así, a la pérdida de seres queridos ha sumado los «miles» de compatriotas que padecen «de forma permanente» las secuelas del virus, el impacto económico y social por parte de muchísimas familias que se encuentran en dificultades por la caída de la actividad económica.

«Los ERTE, los ERE vuelven a estar en nuestro día a día, por lo que los esfuerzos de todos deben estar dirigidos a no dejar a nadie atrás y a sentar bases de un modelo económico y social que garantice un futuro próspero, moderno, con garantías de derecho para todos ciudadanos», ha añadido.

Fuentes ha apuntado el papel de «guía, orientación» que tienen los CES para las instituciones que se fían de los informes que les mandan porque «sólo así» se logrará que la reactivación económica y social, también laboral, tras la pandemia sea «efectiva».