Andalucía ofrece a los médicos de familia trabajar 12 horas al día

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, en una foto de archivo

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, en una foto de archivo. (Foto: Junta de Andalucía)

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La Junta de Andalucía, a través del Sistema Andaluz de Salud (SAS), ofrece a los médicos de Atención Primaria a trabajar cinco horas más “de forma voluntaria” fuera de su jornada laboral. Es decir, desde el pasado 1 de enero, estos profesionales sanitarios pueden hacer 12 horas si lo desean. Estas ‘extras’ serán retribuidas como “productividad variable” a razón de 214,65 euros por cada jornada, detalla UGT, para quien esta medida no es más que “un parche” que no da “una solución definitiva y de calado” a la situación que viven los centros de salud en esta comunidad.

“Por ahora, nada de cumplir con la promesa electoral de convergencia de salarios a la media de España, que haría atractiva nuestra comunidad al colectivo médico, contando con el número de profesionales que hace falta, evitando la fuga de talento, y dignificando a la profesión”, denuncia el sindicato.

Además, en su opinión, esta medida “supone una discriminación de la Atención Primaria con respecto a Atención Hospitalaria”, ya que se remuneran con “casi ocho euros menos la hora a los profesionales de Primaria”. “Parece que nuestros dirigentes piensan que los médicos de familia son especialistas de segunda categoría”, denuncia.

Asimismo, y tras dejar claro que esta “solución” no ha sido pactada con las organizaciones sindicales, UGT destaca que un médico podrá estar trabajando durante 12 horas seguidas “con solo dos descansos de 30 minutos como máximo y sin tiempo para comer, ya que el tiempo se fusiona con su jornada ordinaria”.

“No se tiene en cuenta el deterioro de la calidad asistencial que inevitablemente supone el tener a los médicos en consultas multitudinarias en su jornada ordinaria con citados de diversos cupos, sino que además se alarga a 12 horas”. A esto hay que sumar, añade el sindicato, que “obligan al profesional para poder cobrarlas a tener que terminar la agenda precitada, pero a la vez, abre la posibilidad de que esté disponible para atender urgencias y avisos domiciliarios urgentes”. Esto último puede alargar la jornada más allá de estas 12 horas.

La Atención Primaria “no necesita estas peonadas”

Para esta organización sindical la Atención Primaria andaluza “no necesita de estas ‘peonadas’, sino de una planificación en el número de profesionales necesarios para poder ver a los pacientes de forma adecuada”. Además, “una plantilla bien dotada de base, que pueda absorber imprevistos, vacaciones, licencias y bajas de personal, y una remuneración adecuada a su formación y responsabilidad, que desde luego no es la actual”.