Alemania esquiva la recesión con un crecimiento del PIB de un 1,6% en el segundo trimestre

alemania berlin puerta de brandenburgo

Puerta de Brandeburgo

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El producto interior bruto (PIB) de Alemania creció un 1,6% en el segundo trimestre de 2021 respecto de los tres meses anteriores, cuando había registrado una contracción del 2%, según la segunda estimación del dato de la Oficina Federal de Estadística (Destatis), que ha revisado una décima al alza el crecimiento entre abril y junio y aliviado en una décima la caída de los tres primeros meses.

De este modo, la mayor economía europea experimentó un crecimiento interanual en el segundo trimestre del 9,8% en datos ajustados estacionalmente, tras la caída del 3,3% interanual del primer trimestre de 2021.

A pesar del rebote registrado entre abril y junio, el PIB de Alemania se situaba todavía un 3,3% por debajo del nivel correspondiente al último trimestre de 2019, antes de la pandemia de Covid-19.

«A medida que las restricciones impuestas durante la pandemia de coronavirus se redujeron cada vez más, el gasto en consumo final en el segundo trimestre de 2021 aumentó notablemente en comparación con el comienzo del año», ha destacado Destatis.

En este sentido, en el segundo trimestre del año el gasto en consumo final de los hogares aumentó un 3,2% con respecto al primer trimestre, mientras que el gasto público en consumo final aumentó un 1,8%. La formación bruta de capital fijo también fue superior a la de principios de año, con un aumento del 0,5%, después de caer siete décimas en el primer trimestre.

De su lado, el comercio exterior también aumentó con respecto al primer trimestre de 2021. En el segundo trimestre de 2021, las exportaciones de bienes y servicios aumentaron un 0,5% en comparación con el primer trimestre de 2021, después de ajustes de precios, estacionales y de calendario, mientras que hubo un mayor incremento intertrimestral de las importaciones (+ 2,1%).

En su boletín mensual de agosto, el Bundesbank considera probable que la economía germana acelere su ritmo de expansión entre los meses de julio y septiembre, cuando el PIB alemán podría crecer algo por encima del 3% respecto del trimestre precedente, aunque en el conjunto de 2021 el rebote de la actividad podría ser menos intenso de lo esperado inicialmente.

De este modo, el banco central germano anticipa un crecimiento considerable del PIB durante los meses de verano «incluso más fuerte que en primavera», después de la relajación de las medidas para contener la pandemia de Covid-19, cuyo efecto positivo sobre la economía ha sido más visible en el tercer trimestre que en el segundo, debido a los cuellos de botella de la industria.

«Queda por ver si el PIB volverá a alcanzar su nivel anterior a la crisis en verano o no lo hará hasta otoño», advierte el Bundesbank, señalando que la variante Delta del virus y la incertidumbre sobre la introducción de nuevas restricciones podrían lastrar la economía durante el otoño.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA