Alemania cerrará sus plantas de carbón en la década de 2030

alemania berlin puerta de brandenburgo
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las autoridades alemanas han acordado un plan para cerrar las centrales eléctricas de carbón del país entre mediados y finales de la década de 2030, según ha anunciado hoy el Gobierno de Angela Merkel.

Hace un año, un panel designado por el Ejecutivo recomendó que Alemania dejara de quemar carbón para generar electricidad a más tardar en 2038, como parte de los esfuerzos para frenar el cambio climático. Sin embargo, los esfuerzos para traducir esto en políticas se habían estancado en los últimos meses. Algunas zonas, en particular en la región oriental, menos próspera, dependen en gran medida de la minería.

Los funcionarios del gobierno federal y los gobernadores de los estados afectados acordaron un “camino para cerrar” las plantas de carbón en una reunión que finalizó en la madrugada del jueves, señaló el gobierno en un comunicado recogido por AP. En 2026 y 2029 se llevarán a cabo revisiones para determinar si el país puede salir de la generación de electricidad a partir del carbón en 2035, tres años antes del plazo final.

Alemania obtiene más de un tercio de su electricidad de la quema de carbón, lo que genera grandes cantidades de gases de efecto invernadero que contribuyen al calentamiento global.

El gobierno federal ya ha aprobado un plan para gastar hasta 40.000 millones de euros para 2038 con el fin de amortiguar el impacto en las regiones mineras de carbón del abandono del combustible fósil. Se supone que ese dinero comenzará a fluir una vez que el parlamento haya aprobado la legislación que establece las fechas y términos de la salida de Alemania del carbón.