Alemania amplía el confinamiento hasta febrero después de confirmar cerca de mil muertos por COVID-19

La canciller alemana, Angela Merkel
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Gobierno de Alemania ha acordado con los ejecutivos de los estados federados la extensión del confinamiento impuesto por la pandemia de la COVID-19 hasta el 14 de febrero, en una jornada en la que las autoridades sanitarias germanas han confirmado cerca de mil muertos por coronavirus.

El confinamiento, inicialmente previsto para finales de enero, implica el cierre de restaurantes, instalaciones de ocio y tiendas de productos no esenciales.

De forma paralela, las autoridades alemanas han decidido este martes hacer obligatorio el uso de mascarilla en el transporte público y fomentar el teletrabajo. Según ha informado el diario alemán ‘Die Welt’, el Ministerio de Trabajo de Alemania emitirá un decreto a este respecto próximamente.

Tras la reunión con los líderes regionales, la canciller, Angela Merkel, ha recalcado la necesidad de adoptar más medidas, a pesar de la caída en el número de nuevos contagios. En este sentido, también ha apuntado a las mutaciones de la COVID-19. «Se trata de precaución», ha aseverado.

Las autoridades de Alemania han confirmado este martes cerca de mil muertos por coronavirus durante el último día, un importante repunte tras el descenso de las cifras a raíz del fin de semana, según los datos recogidos por el Instituto Robert Koch (RKI), el ente gubernamental encargado del control de enfermedades infecciosas.

El organismo ha señalado a través de su página web que durante las últimas 24 horas se han detectado 11.369 casos y 989 muertos, lo que sitúa los totales en 2.052.028 y 47.622, respectivamente, desde el inicio de la pandemia.

Asimismo, ha indicado que en estos momentos hay alrededor de 288.400 casos activos en el país, cerca de 14.000 menos que el lunes, y ha cifrado la incidencia acumulada en siete días en 131,5 por cada 100.000 habitantes, con 109.365 casos confirmados durante la última semana.

Por último, ha manifestado que hasta la fecha alrededor de 1.716.200 personas se han recuperado de la COVID-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus, incluidas cerca de 24.500 durante las últimas 24 horas.

El ministro de Sanidad de Alemania, Jens Spahn, resaltó el lunes que las cifras de contagios en el país indican a una mejora. «Las estadísticas parecen mostrar los primeros éxitos en el desarrollo de las cifras de infección», señaló, en declaraciones a la cadena de televisión pública, ARD.

Sin embargo, destacó que aún no pueden relajarse las medidas impuestas para hacer frente a la pandemia, ya que uno de los riesgos son las variantes del virus detectadas en Reino Unido y Sudáfrica, cuyo efecto probablemente conduzca a una mayor tasa de infección. En esta línea, el presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, expresó el lunes su deseo de que la población muestre comprensión ante las restricciones adoptadas.