Acusan a Correos de poner en riesgo a miles de carteros al “no adoptar medidas” ante la ola de calor

Correos

Correos.

CCOO y UGT han denunciado que Correos “se niega a adoptar medidas de protección adicionales” para las más de 25.000 personas que realizan las tareas de reparto en la calle. Es decir, para los carteros y las carteras. Estos dos sindicatos señalan que no es la primera vez que alzan la voz en este sentido. Ya vienen advirtiendo desde hace años del “peligro” que para este colectivo supone el calor extremo y la radiación solar ultravioleta, “ya que la mayor parte de su jornada transcurre a la intemperie”.

“La dirección de la empresa, a cuyo frente se encuentra Juan Manuel Serrano, nombrado por afinidad personal con el actual presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sigue negándose a admitir la necesidad de incrementar las medidas de protección frente al calor y la radiación solar”, afirman en una nota conjunta. Especialmente, remarcan, “se niega a adecuar los horarios de trabajo en verano”, algo que las organizaciones sindicales entienden “que no se hace para no perjudicar a la producción y evitar el coste económico que supone, a pesar de ponerse en riesgo la seguridad y salud de la plantilla”.

Para CCOO y UGT la actitud de Serrano y sus directivos es de una “absoluta temeridad”, tras haber fallecido estos días dos personas realizando su trabajo en la calle por golpes de calor. “Mientras las autoridades laborales y sanitarias reclaman a las empresas que adopten medidas específicas ante episodios extraordinarios de calor, Correos solamente aplica unos protocolos de trabajo insuficientes, que solo incluyen recomendaciones para ‘caminar en lo posible por la sombra’, ‘aparcar los vehículos en la sombra siempre que sea posible’ o ‘hidratarse con frecuencia’, descargando la responsabilidad en el personal y en el autocuidado”, apuntan.

En su opinión, la empresa está haciendo “una dejación de sus obligaciones legales en materia preventiva de manera consciente, ya que ha sido requerida ante la Inspección de Trabajo para adoptar mayores medidas de protección frente al riesgo que representan las temperaturas extremas y el alto índice de radiación solar al que se expone diariamente la plantilla durante el reparto”. “La dirección”, insisten, “conoce los riesgos, y también sabe que no es imposible adoptar más medidas preventivas, pausas en el trabajo y horarios que eviten que durante las olas de calor extremo se exponga al colectivo de reparto en las horas de mayor riesgo”.

Asimismo, explican que en muchos centros de trabajo y oficinas la climatización “es obsoleta o insuficiente, por lo que ante las temperaturas extremas y olas de calor en muchos de ellos se mantienen unas condiciones de trabajo al límite de lo soportable”. Así, por ejemplo, en el Centro de Clasificación de Badajoz “se ha llegado a obligar a continuar la actividad con temperaturas por encima de los 45 grados en el interior del centro”.

CCOO y UGT han reclamado una reunión urgente con los responsables de salud laboral de Correos para adoptar “de inmediato” medidas preventivas y organizativas. Además, avisan de que, “en caso de llegar a producirse una desgracia, exigirán que se depuren responsabilidades al máximo nivel, incluidas las penales”.