Abengoa se apunta un rally del 40% caldeada por su aventura saudí

Sede de Abengoa
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

La última incursión internacional de Abengoa ha traído premio. Al menos para los especuladores. Las acciones de la compañía se apuntan verticales avances por segunda sesión consecutiva entre diatribas sobre qué deparará el reciente y abultado contrato que la sevillana se ha adjudicado en Arabia Saudí.

El repunte de Abengoa ha llegado a ser superior al 18% en los cruces más alcistas de este martes para las acciones de tipo A, las menos numerosas y llamadas a desaparecer una vez se produzca la unificación del accionariado de la compañía. En las dos últimas sesiones, el avance de estos títulos rebasa el 40% y sin motivos aparentes que justifiquen tal cambio de rumbo.

A pesar de la magnitud del avance, que se ha colocado al frente indiscutible del Mercado Continuo seguido de cerca tan solo por el que se han apuntado las acciones de clase B (+12,5% este jueves, +29% desde el martes), los analistas llaman a la cautela inversora. En términos de efectivo, el cambio es de apenas un céntimo y unas milésimas de euro arriba y, en opinión de la gran mayoría de expertos consultados, se debe más a una descarga de la sobreventa acumulada motivada en especulaciones que a un cambio de tendencia para el valor.

En este sentido, la gráfica de Abengoa -de sus dos tipos de acciones- sigue siendo bajista sin dudas de ningún tipo para los analistas que siguen cubriendo el valor y que solo ven suelo a la cotización de las B en los 0,01 euros, cota de los valores zombi como en su día lo fue el Banco de Valencia y mínimo permitido para las cotizadas en Bolsa. Algunos incluso advierten de que aunque la compañía duplicara su capitalización en una sola jornada, el sesgo bajista de la compañía seguiría siendo dominante.

Los inversores de perfil más especulador, a los que los gestores de carteras atribuyen este esperado pero drástico repunte, han movido en los últimos días rumores sobre el posible interés de la saudí Acwa Power en fomentar su recién estrenada relación con la compañía sevillana e, incluso según los más atrevidos, entrar en su depreciado accionariado a precio de ganga. La sociedad árabe estaría interesada en su división de ingeniería, precisamente aquella en la que Abengoa pretende concentrar su actividad y la que le ha valido su selección por parte de la primera para el desarrollo de la mayor desaladora que hasta la fecha se le ha encomendado ejecutar.

Mientras tanto, otras fuentes del mercado apuntan que antiguos accionistas históricos están sumando fuerzas para valorar la compra de un paquete significativo de acciones que no deje a la compañía a merced del primer caballero blanco que quiera presentar sus afectos a la sevillana. En este sentido, el reciente paso por caja de la mayoría de bancos acreedores que habían recibido acciones de la sociedad en canje por sus antiguas e irrecuperables deudas ha sembrado el caldo de cultivo favorable para la proliferación de estos rumores y sus consiguientes tirones alcistas que según los analistas consultados no son más que anécdotas hasta que las acciones B superasen la todavía lejana cota de los 0,059 euros.