www.elboletin.com

La tasa de temporalidad es más alta en la sanidad pública que en la privada

La tasa de temporalidad es más alta en la sanidad pública que en la privada
Ampliar

En conjunto, en la última década la plantilla de las administraciones públicas con contrato indefinido aumentó un 6,3%, mientras que la de temporales se redujo un 13,2%.

La tasa de temporalidad entre los empleados de las administraciones públicas ha sido históricamente inferior a la del sector privado, sin embargo, en el sector de la sanidad y los servicios sociales la situación es inversa. Según un artículo difundido hoy por el Banco de España sobre la evolución del empleo público en la última década, los contratos temporales son más habituales en la sanidad pública que en la sanidad privada: “En el caso de la sanidad y los servicios sociales (donde cerca 50% del total de trabajadores son públicos), la tasa de temporalidad en la parte privada se situó en 2016 en el 25% mientras que en la pública fue del 33%".

Una situación que llama más la atención teniendo en cuenta que el pasado año ocho de cada diez empleados públicos tenía un contrato indefinido. Además, con respecto al año 2007, el porcentaje de indefinidos ha aumentado en cuatro puntos porcentuales, la misma cuantía en la que se ha reducido la tasa de temporalidad.

“Este cambio en la composición de empleados fijos y temporales refleja el hecho de que la mayor parte de la expansión neta del empleo público observada entre 2007 y 2011 se concentró en los indefinidos (que aumentaron cerca de un 15% en dicho período) frente al aumentó más moderado de los temporales (algo menos del 3% acumulado)”, explica el Banco de España.

Asimismo, “en la fase de ajuste posterior, entre 2011 y 2013, se redujo el número de trabajadores temporales en un 28% mientras que el de indefinidos se contrajo en algo menos del 6%. No obstante, en 2015-2016 la recuperación del empleo público se ha concentrado en el primer segmento (+17%), frente a la ligera reducción observada en los fijos (–1%)”, indica el artículo.

En conjunto, en la última década la plantilla de personal al servicio de las administraciones públicas con contrato indefinido se expandió un 6,3% (+130.000 personas), mientras que la de temporales se redujo un 13,2% (-99.000 personas).

El empleo público desde la crisis

El documento del Banco de España también hace notar que, según la Encuesta de Población Activa (EPA), el empleo público presentó su nivel histórico absoluto más elevado en 2011, alcanzando los 3,1 millones, tras registrar un incremento de 310.000 personas entre 2007 y 2011. En 2012 y 2013 se produjo una reducción de cerca de 350.000 efectivos, parte de los cuales se recuperaron entre 2014 y 2016. En este último año el número de empleados al servicio de las administraciones públicas se situó algo por encima de los 2.840.000 trabajadores, un nivel ligeramente superior al observado en 2007 (en 30.000 puestos).

Por tipo de administración, en el año 2016, el 60% del empleo de las administraciones públicas correspondió a las comunidades autónomas, con 1,7 millones de empleados, el 21% a las Corporaciones Locales (CCLL), con 0,60 millones, y el 19% restante a la Administración Central, con 0,54 millones.

Entre 2007 y 2011, el empleo de las CCAA experimentó un fuerte incremento, del 17% en términos acumulados, que la posterior reducción en 2012-2014 revirtió en gran medida, con una caída acumulada del 13% en dicho trienio, recoge el análisis del Banco de España. En 2015-2016 el número de empleados de las CCAA ha repuntado con cierta intensidad, registrando un aumento del 7%. De esta manera, según la EPA, entre 2007 y 2016, el sector de las CCAA expandió sus efectivos en cerca de un 9%, lo que equivaldría a unas 137.000 personas.

En el caso del gobierno central y de las corporaciones locales, el aumento del empleo público entre 2007 y 2011 fue significativamente inferior al de las CCAA, del 5% y el 4%, para administración central y corporaciones, respectivamente, y también lo fue el inmediato ajuste posterior. No obstante, para estas administraciones el bienio 2015-2016 supuso una continuación del proceso de pérdida neta de empleos, de manera que en 2016, ambas presentaban un número inferior de empleados al observado en 2007, en un 7,8% y un 7,3%, respectivamente, lo que se concretó en unos 45.000 y 47.000 puestos menos.

Ramas de actividad


Según la EPA, en torno al 49% del empleo público en 2016 correspondió a la categoría 'Administración Pública, Seguridad Social y otros', mientras que el restante 51% se repartió entre las ramas de educación (27%) y de sanidad y servicios sociales (24%).

El empleo en sanidad y servicios sociales alcanzó su máximo en 2011, creciendo más de un 15% con respecto al nivel de 2007, mientras que los empleados en educación y resto de ramas lo hicieron en menor medida (6% y 12%, respectivamente). En 2012-2014, se produjo una corrección parcial de los aumentos registrados en todos los sectores.

En el bienio 2015-2016, se produjo una recuperación significativa de los efectivos en el ámbito del sector de la educación, que se trasladó con menor intensidad en la sanidad, mientras que continuó el proceso de reducción de puestos en la rama restante.

En conjunto, entre 2007 y 2016, las ramas de educación y sanidad registraron sendos aumentos acumulados, del 2,7% y 7,4%, respectivamente (unos 20.000 y 47.000 empleados adicionales), mientras que el sector de 'Administración Pública, Seguridad Social y otros' presentó una caída acumulada de un 2,5%, que se tradujo en una pérdida de 36.000 empleados, apunta el Banco de España.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.