www.elboletin.com

Indignación entre las enfermeras madrileñas por un nuevo “ataque a la libertad de expresión”

Indignación entre las enfermeras madrileñas por un nuevo “ataque a la libertad de expresión”
Ampliar

La Asociación Madrileña de Enfermería (AME) denuncia el expediente abierto a Alda Recas por criticar al Consejo General de Enfermería.

La distancia entre los colegios de enfermería y las enfermeras madrileñas sigue abriéndose. Después de denunciar un “pucherazo” para controlar la junta general, un nuevo conflicto se ha producido con el expediente disciplinario a Alda Recas, portavoz de la Asociación Madrileña de Enfermería Independiente (AME), la cual está capitaneando las voces críticas contra las acciones tanto en el Colegio de Enfermería de Madrid (CODEM) como en el Consejo General de Enfermería.
“Este expediente disciplinario es el mayor ataque a la dignidad y a la libertad de expresión en la Historia de la Enfermería Española y no tiene precedentes a nivel internacional”, sentencian desde AME. Una escena que tiene su origen, según la asociación, en el momento en el que Recas ejerció “su derecho de opinión en la pasada Junta General del Colegio de Enfermería de Madrid, donde se votaba y discutía una merma de los derechos de participación democrático de las enfermeras madrileñas”.

Un encuentro donde el presidente del Consejo General de Enfermería, Máximo González Jurado, presenció un “número importante” de profesionales “que pedían que se les diera derecho a preguntar y opinar”. Algo que, como relata AME, no aceptó el dirigente. Como consecuencia, las asistentes comenzaron a cantar “Libertad, libertad, sin ira libertad…”. Un cántico que González Jurado, según la asociación, no aceptó y procedió a denunciar a Recas culpándola de lanzar expresiones en el evento colegial como “Máximo, no votes” o “Máximo te estamos viendo y sabemos lo que estás votando”.

Acusación que rechaza la AME apoyándose en que el presidente de las enfermeras españolas no ha aportado “ninguna prueba fehaciente” de que esas frases se produjesen como para denunciar por amenazas a la portavoz. Sin embargo el Consejo General de Enfermería recalca que “es consecuencia de hechos tan graves como amenazas, coacciones, mentiras, insultos y falsedades”.

“La finalidad y el objetivo es claro: amilanar, amedrentar y silenciar a las enfermeras y grupos críticos contra su gestión en el Consejo General de Enfermería. Pero defenderemos nuestro derecho a la libertad de expresión”, sostienen las enfermeras. “No estamos, por tanto, ante un caso de atentado contra la libertad de expresión, ni siquiera de crítica desmesurada, sino ante unos hechos muy graves por parte de los portavoces de la asociación sindical AME que han llegado a mentir, amenazar y a difamar a personas e instituciones bajo el único objetivo de ganar visibilidad en redes sociales para su causa y sus intereses electorales”, contesta el Consejo General de Enfermería en un comunicado.

Una denuncia que no ha quedado únicamente ahí. El colectivo madrileño apunta que a este “despropósito” se le ha sumado el paso dado por la Junta de Gobierno del Colegio de Enfermería de Madrid que, “en lugar de abstenerse como bien dice la Ley 40/2015, han decidido abrir un expediente disciplinario”. Un movimiento que ha realizado el organismo después de recibir la llamada de González Jurado, según AME.

Y es que como resumen: “El Colegio de Enfermería ha abierto a Alda Recas un expediente disciplinario que podría hacerle perder su puesto de trabajo”. Por ello, la solidaridad en la profesión ha comenzado a aflorar. Aparte del comunicado de la asociación independiente reclamando al dirigente que “pida perdón” a la enfermera y retire la denuncia, son numerosas las muestras de apoyo a la trabajadora a través del hashtag #ExpedienteRecas en Twitter.

Las cadenas las “romperemos sin duda”

“A mí me enseñaron desde que era niña, luego mujer, enfermera y cooperante que la dignidad colectiva, nuestros derechos y el sentido de la justicia y respeto debe ser lo que me mueva como persona y eso llevo haciendo desde AME más de cuatro años ya. Podrán abrirme un expediente para intentar que no trabaje durante una temporada (o de por vida) pero nunca podrán quitarme mi corazón y mi pensamiento enfermera regidos ambos por la solidaridad, el respeto, el sentido de justicia, los actos hacia el bien común y la dignidad”, concluye Recas en una carta publicada en el blog El Abogado de las Enfermeras.

Por último, la Asociación Madrileña de Enfermería Independiente (AME) lanza un último ‘grito de guerra’: “¡¡¡La Enfermería española no se doblegará, no viviremos de rodillas!!!”. Más al ver “el daño que se le está haciendo a nuestra compañera y amiga” y que “las cadenas que Máximo González Jurado y la Junta de Gobierno del CODEM le quieren imponer son nuestras cadenas… ¡¡¡Las romperemos sin duda!!!”.

El caso de Goretti Pacheco

No sería la primera vez en la que una profesional sanitaria es contestada de manera contundente por un alto cargo por criticar una situación. El expediente de Recas lleva a la mente el despido de Goretti Pacheco que también provocó una oleada de indignación. A finales de año, Pacheco, enfermera en un centro madrileño, fue cesada de su cargo después de que reclamase al consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Jesús Sánchez Martos, vacunas para embarazadas en un mensaje de Twitter.

Marco González

Periodista o intento, por lo menos. Aprendiendo. Y todo con un mejunje en la cabeza, pero con el periodismo comprometido como pegamento de unión.

Google Plus de Marco González

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de El Boletin
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.