www.elboletin.com

Carmena destinará 100 viviendas a la inclusión social de personas sin hogar

Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid
Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid
La medida acordada entre Ahora Madrid y PSOE forma parte del proyecto Housing First, una iniciativa que entiende el alojamiento como un derecho humano fundamental.
Los presupuestos 2017 del Ayuntamiento de Madrid, acordados por Ahora Madrid y el PSOE, incluyen varias medidas referidas a los servicios sociales que gozan con la aprobación de las principales organizaciones no gubernamentales. Una de ellas es la referida a la creación de la Tarjeta de Vecindad, que garantizará el acceso a los servicios municipales a todas las personas residentes en Madrid “con independencia de su situación legal en nuestro país”.
 
Esta medida, promovida por varios organismos dedicados a la protección de las personas ‘sin papeles’, se une a otras muchas de carácter social. A fin de cuentas, el Ayuntamiento de Madrid ha confirmado que destinará un 22,5% más en inversión social que en los presupuestos del año pasado.
 
Entre las medidas que llevará a cabo gracias a ese aumento del gasto social es la dedicación de 100 viviendas municipales a la inclusión social de personas sin hogar. Es una iniciativa enmarcada dentro del proyecto Housing First, que viene a ser un modelo que facilita viviendas accesibles y con carácter permanente a las personas sin hogar que se encuentran en peor situación.
 

Así lo define RAIS Fundación, una organización dedicada a la innovación social con las personas sin hogar. Hasta el momento, esta organización ha llevado a cabo el proyecto Housing First (Hábitat) en varias ciudades de España, incluido Madrid. Sin embargo, la cantidad de viviendas ha distado mucho de las 100 que se proponen ahora.
 
RAIS Fundación defiende la idea de que la vivienda es lo primero que se debe facilitar a las personas, además de apoyo que les ayude a mantenerse en ella. La ONG denuncia que hasta ahora se ha dado como respuesta un modelo “en escalera”, que es un proceso donde la persona sin hogar tiene que ir superando determinadas etapas:
 
“De la calle al albergue, del albergue al centro de noche, del centro a una pensión… Se trata de un proceso largo y difícil para la persona, que en cualquier momento puede volver a calle y tener que empezar otra vez el camino”, afirma.
 
En cambio, el proyecto Housing First entiende el alojamiento “como un derecho humano fundamental, al que deben tener acceso todas las personas”, tiende a la “normalización”, huyendo de “guetos de vivienda” o de formas de alojamiento en las que se concentren personas que partían de una situación de exclusión social.
 
La fundación RAIS asegura que los programas que se han llevado a cabo bajo este enfoque ofrecen resultados muy positivos, destacando que más del 80% de las personas mantienen la vivienda después de dos años.
 
Madrid reduce las personas que duermen en la calle
 
Este proyecto casa con los resultados ofrecidos este miércoles por el consistorio. “Por primera vez desciende el número de personas que pernoctan en las calles de Madrid”. De esta manera, el Ayuntamiento de Madrid anunció los datos que recogidos en el estudio del VIII recuento de Personas Sin hogar en la ciudad que organiza junto a la Universidad Complutense. Los datos de 2016 reflejan que de 2014 al año pasado la cifra ha caído un 31,4%, pasando de las 746 personas localizadas a las 524.  

Ander Cortázar

Periodista

Google Plus de Andre Cortazar

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.