Año XXV - Madrid, Martes 28 de Febrero de 2017

Hugo Martínez Abarca
diputado de Podemos en la Asamblea de Madrid

“Madrid va a ser la City, ¿no? Hace un año iba a ser Las Vegas, antes Barcelona 92...”

Menéame
Enviar noticia por mail
Hugo Martínez Abarca, diputado de Podemos en la Asamblea de Madrid
Hugo Martínez Abarca, diputado de Podemos en la Asamblea de Madrid
/ • 10:30

El diputado ve en el anuncio de atraer la City a Madrid el ejemplo perfecto de la política de “grandes titulares” y luego “humo” que está implantando Cifuentes en Madrid.

Hugo Martínez Abarca, diputado de Podemos en la Asamblea de Madrid, está inmerso en todo un proceso de primarias regionales junto a la candidatura Adelante Podemos, pero su día a día se centra en el trabajo de oposición al Gobierno de la Comunidad de Madrid. A pesar de que Cristina Cifuentes está dentro del vagón de las caras nuevas que dan aire fresco al PP, Abarca no comparte dicha premisa. Es más, el diputado de la formación morada ve las mismas prácticas que tenía Esperanza Aguirre, pero con un gran trabajo comunicativo en busca de grandes titulares que “luego esconden  humo”. “Cifuentes se está ‘esperanzaguirrando’”, resume Abarca a ElBoletín.com.
 
Tras año y medio  de Gobierno de Cifuentes, ¿qué valoración haces al recorrido de la popular?
 
Cifuentes es sobre todo comunicación. Y en eso sólo hay que ver los 100.000 euros al año que cobra la directora de gabinete de comunicación, que es la misma que la de Gallardón, para ver que para ella lo importante es la comunicación. Cualquier charco que hay en el mundo, ella busca un titular. Hay cosas que son de broma, cuando hubo una huelga en Barcelona, con el Mobile Congress ella dice que va a competir por el Mobile Congress para que sea en Madrid, nunca más se ha vuelto a saber de ello; lo único que no ha hecho ha sido decir que quería las Olimpiadas en Madrid porque ya habría sido demasiado. Es una experta en comunicación. Ha fabricado un personaje que es muy parecido al de Gallardón: está en el PP como si no estuviese en el PP, la liberal-progre.
 
Pero la realidad es que las políticas que hace son las mismas que de sus antecesores ¿La corrupción? Ha tenido que dimitir el 25% de su grupo. Es una barbaridad. Esperanza Aguirre hacía unas políticas y salía haciendo un discurso para ultra y Cifuentes hace las mismas políticas, pero con un discurso para sectores más moderados. En el primer año ha calado, pero la gente empieza a decir que Cifuentes no ha hecho nada nuevo. Lo único que realmente ha hecho es el abono joven de 20 euros, que está muy bien, pero el resto ha continuado.
 
¿Ves alguna característica que comparta Esperanza Aguirre, Ignacio González y Cristina Cifuentes con el trato a la oposición o en sus políticas?
 
El trato que da a la oposición es absolutamente despótico. Y en eso no ha mejorado a Aguirre. A mí me alucina cómo trata a un señor como Ángel Gabilondo, que es catedrático en metafísica, le trata con una prepotencia y le dice “usted es que es de la era analógica y yo de la digital”, quizás es porque ella es de la era de los Power Points y de cómo se financia ilegalmente a un partido… Pero si Gabilondo fuese igual de prepotente con ella le podría decir: “Mira es que yo leo libros”. El trato es de una prepotencia que no merece. Cifuentes se está ‘esperanzaguirrando’. En el trato humano es tan despótico como Aguirre.
 
¿Qué labor está haciendo Podemos en la Asamblea de Madrid?
 
Los diputados no solo estamos para votar. Como ha pasado en el CIE, podemos ser tentáculos, escudos de la sociedad civil. Con cierta mano izquierda estamos avanzando. Estamos haciendo una labor muy importante de denuncia. Estamos llevando el liderazgo de denuncia de la corrupción en las comisiones. Hay una labor de canalizar las propuestas que vienen de movimientos educativos, de sanidad… Las graves carencias en políticas sociales las estamos denunciando nosotros. Lo ideal hubiese sido ganar las elecciones, pero estamos consiguiendo liderar la oposición. Cifuentes, yo creo que a veces para provocar, dice que somos los que realmente estamos realizando la oposición.
 
¿Puede perder Podemos el pulso de la calle según pasen los años en la Asamblea? Es más, ¿ha perdido ese pulso?
 
Creo que no. Está habiendo un debate sobre la tensión calle-institución, pero, creo, que es un debate que no es infantil, pero no veo ese pulso calle-institución. Una no tiene porque anular la otra. Creo que esa contraposición viene de una legislatura fallida en el Congreso. En las instituciones tenemos a gente que viene de la Marea Blanca, de la Marea Verde, del activismo contra los desahucios; es un grupo que traemos las reivindicaciones de las calles a las instituciones. El problema sería que estuviéramos aquí encerrados en el despacho, pero no ocurre.
 
Como portavoz de Podemos en la Comisión de Vigilancia de contratación, ¿has detectado un cambio, una mejora, en el método de adjudicación? ¿Hay una mayor transparencia?
 
Es muy difícil conseguir información en la contratación. Lo que presume Cifuentes es que no hay ningún caso de corrupción que sea de su época de gobierno. Claro, es que los casos de corrupción que estamos juzgando ahora son de hace 10 años. Presumir de eso es como el alcohólico que presume de llevar sin beber. Están presumiendo de que llevan un año sin robar. Si estuvieran robando ahora lo sabremos en el futuro. Ningún caso de corrupción se descubre en tan poco tiempo.
 
Lo que sabemos es que el PP es un partido estructuralmente corrupto, que Cifuentes estuvo, siempre, en puestos muy importantes, dirigiendo la Comisión de Garantías, siendo diputada, defendiendo a Granados, a Esperanza Aguirre… Ella defendió en la Asamblea la transparencia del Campus de la Justicia y a Granados como hombre transparente. Lo único que ahora dimiten cuando les pillan y que están pillando a muchos. Sí, está bien que dimitan cuando les pillan; sólo faltaría.
 
¿Compartes la argumentación de que no se puede dejar de adjudicar un contrato a una empresa aunque esté o haya estado salpicada por un caso de corrupción? ¿Se puede elevar el listón en la contratación o es suficiente?
 
Hubo un día que dije en el pleno que como seguían contratando a esas empresas sospechosas es que había dos posibilidades: o siguen robando o la normativa de contratación está mal hecha. Por decir esto, un diputado del PP me dijo: “Si tienes cojones me lo dices en la calle”. Es una evidencia. Yo quiero pensar que están mal. Pero habrá que cambiarlas. Nosotros lo hemos propuesto, que se haga como en el Ayuntamiento de Madrid y que introduzcan cláusulas sociales. No hay mucha razón que al igual que pedimos que una persona está imputada deje su cargo público, pues una empresa que esté investigada deje de contratar con la Administración.
Argumentan que no pueden excluirla porque sería prevaricación… obviamente, cuando se han dado contratos corruptos se intentan que parezcan legales y lo que se hace son sistemas de contratación previstos para que salga esa empresa. Sacan un pliego de condiciones en el que sabes que esa empresa va a ganar o que sabes que esa empresa tiene mejor información. La adjudicación se hace cumpliendo la legalidad; si vas a asesinar no te saltas el semáforo en rojo porque te pueden pillar… Vas disimulando. Ese trámite se hace bien, lo que hay es todo ese entramado que rodea a ese trámite donde es evidente que se han generado unas tramas donde el PP es uno de los agentes de la trama.
 
¿Qué puede hacer Podemos para evitar este sistema, más allá de las cláusulas sociales?
 
Las cláusulas sociales no implican poco. Por ejemplo, Arturo Fernández no podría haber contratado con la Comunidad de Madrid al no haber cumplido con la seguridad social lo tendría más complicado. Podemos hacer la vigilancia y es importante ahora que se va a elegir gobierno en el Congreso. Un gobierno tiene todos los márgenes para hacer y deshacer impresionante. La oposición se puede sumar para modificar las normas de contratación si hay voluntad, en la Asamblea no parece que haya.
 
¿Qué valoración haces de que el precio, en gran parte de las ocasiones, sea el único criterio para contratar?
 
Es una aberración, sobre todo en contratos de políticas sociales. No puede ser que las escuelas infantiles se adjudiquen por criterio precio y no la calidad del servicio o la formación de los trabajadores. Si lo que estás contratando es suministro de gasoil sí debe ser el único criterio el precio o si lo que estás contratando son bolígrafos.
 
Recientemente el Gobierno madrileño ha aprobado una ampliación del gasto en la Renta Mínima de Inserción de 146,5 millones de euros, ¿son suficientes para paliar los índices de pobreza?
 
De poco vale una renta si luego la escuela infantil de tu hijo te cuesta 300 euros. La Renta Mínima de Inserción es bajísima, hemos defendido otros modelos que en España hay mejor, por ejemplo, en Euskadi. No estamos pidiendo cosas marcianas. Se hace un gran titular y luego esconde humo. 100 millones de euros es mejor que nada, pero en la Comunidad de Madrid  hay grandes bolsas de pobreza que se están abandonando.
 
¿Se puede compartir este tipo de aumentos mientras la deuda toca su pico más alto desde el año 2000?
 
Lo que no se puede pretender es seguir facilitando que la Duquesa de Alba venga a morirse a Madrid para que no pague el Impuesto de Sucesiones o no se puede eliminar el Impuesto de Patrimonio a diferencia de otras CCAA. Nosotros estamos planteando que haya más impuestos y que esos impuestos los paguen los grandes millonarios que residen en Madrid que son muchos. Y frente a eso tenemos un modelo de paraíso fiscal en la práctica. No pedimos que haya un Impuesto de Sucesiones para quien hereda el piso de sus padres. Se está beneficiando a las familias más pudientes y se está perjudicando a las que tendrían que tener servicios públicos decentes.
 
Desde el Ejecutivo se sostiene que gracias a la política fiscal se está creando empleo y riqueza…
 
No es verdad. Que la Duquesa de Alba viniera a morir a Madrid no genera ni empleo ni riqueza: genera que su familia se ahorre impuestos y es una familia que no tiene que ahorrarse impuestos. Que en Madrid no tengamos Impuesto de Patrimonio no genera riqueza, genera que los más ricos sigan siendo más ricos y que tengamos peores servicios sociales. ¿Empleo? Claro que se está creando, pero después de destruir muchísimo empleo, aunque se crea de baja calidad.
 
¿Estás de acuerdo con atraer a las empresas de la City de Londres con bonificaciones fiscales?
 
Madrid va a ser la City, ¿no? Hace un año iba a ser Las Vegas, antes Barcelona 92... Cada año tenemos un titular que supone, en el caso de la City, darle a un economista afín [Daniel Lacalle] 50.000 euros para que haga un informe. Tienes una Consejería de Hacienda lleno de funcionarios que pueden hacerte informes. Es regalar dinero a los amiguetes para un proyecto que no debe ser el modelo de Madrid. A Madrid no beneficia que vengan grandes fortunas a no pagar impuestos. ¿Que traigan su sede social? Estupendo, pero no van a traer más trabajo, al igual que vienen aquí a pagar menos impuestos sus centros de producción lo llevarán a países donde se paguen peores salarios. En vez de traer la City a Madrid sería bueno desarrollar un tejido industrial. Pero de eso no sólo no apuestas sino que lo desmantelan y eso sí generaría riqueza y empleo de más calidad. Me apuesto algo a que Madrid no va a ser la City al igual que no ha sido Las Vegas ni ciudad olímpica. Es gastar un montón de dinero en nada para sacar sólo otro titular.
 
¿Qué daño puede hacer al Gobierno de la Comunidad los últimos casos de corrupción de la Púnica? ¿Y al pacto de investidura con Ciudadanos?
Con Ciudadanos, ninguno. Tiene el discurso de la corrupción, pero a la hora de la verdad le da el gobierno a los más corruptos del lugar. Ciudadanos ejerce un ‘opostureo’: hace como que hace oposición, pero luego en las votaciones importantes  vota con el PP. Sí creo que el coste es de popularidad, el imaginario que intenta construir Cifuentes se resquebraja cada día. No creo que Cifuentes sea una corrupta sino que gobierna un partido que es estructuralmente corrupto.
 
¿Es suficiente el listón de “señor imputado, señor fuera”?
 
El PP, por ser suave, está controlado por una trama corrupta. Es estructural. No es un caso de manzanas podridas; el PP no puede gobernar y si gobierna no hay lucha contra la corrupción. ¿Es mejor que dimitan los imputados? Es mejor, es un paso, pero es absolutamente insuficiente. Y quien le dé el gobierno, está favoreciendo a la corrupción.  En la Comunidad de Madrid se va sabiendo con cuentagotas lo que está sacando un juez porque el PP de la mano de Ciudadanos lo está tapando. Y eso pasará con Rajoy.
 
¿Existe alguna posibilidad de que Ciudadanos rompa el acuerdo de investidura y se decante por investir a Gabilondo?
 
En ningún lugar hemos visto que Ciudadanos haya dado un giro a la decencia. Esa esperanza no la tengo. Al principio sí parecía pensarlo, pero los hechos nos demuestran esa táctica del ‘opostureo’, según sus intereses electorales. ¿Que haya un gobierno distinto, incluso del PSOE? Sería mejor. Es mejor uno de Gabilondo que de Cifuentes, pero como eso supondría que se cambiasen las políticas económicas de la Comunidad de Madrid pues Ciudadanos no lo va a consentir. Seguirán elevando el tono; harán como que se pelean Aguado y Cifuentes, pero eso no va a suceder.

info

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información | Cerrar