Año V - Madrid, Viernes 31 de Octubre de 2014 - Últ. act.: 20:42 hs GMT+1

El PASOK, al borde del abismo tras encubrir a evasores fiscales griegos durante su mandato

La frágil coalición que compone el actual gobierno griego, y que consta de tres formaciones políticas (los conservadores de Nueva Democracia, los socialistas del PASOK y los centristas de Izquierda Democrática), se acaba de adentrar en una tormenta de consecuencias todavía desconocidas. Y todo por culpa del histórico PASOK, empeñado, a su vez, en cavar una tumba propia cada vez más profunda.

Menéame
Enviar noticia por mail
/ • 16:27

La frágil coalición que compone el actual gobierno griego, y que consta de tres formaciones políticas (los conservadores de Nueva Democracia, los socialistas del PASOK y los centristas de Izquierda Democrática), se acaba de adentrar en una tormenta de consecuencias todavía desconocidas. Y todo por culpa del histórico PASOK, empeñado, a su vez, en cavar una tumba propia cada vez más profunda.

El escándalo se ha desatado este viernes en el país mediterráneo, poco después de que varios medios locales hayan informado de que la nueva copia de la “lista Lagarde”, entregada por las autoridades francesas a las griegas con la intención de revisar los nombres de los posibles defraudadores que aparecen en la misma, escondía algunos nombres que en la primera copia, entregada por París a Atenas en el año 2010 con el mismo objetivo y hecha pública este otoño, no figuraban.

Esta lista contiene los nombres de varios miles de ciudadanos griegos que tienen abiertas cuentas en Suiza. En 2010 el entonces gobierno del conservador Nicolas Sarkozy –cuya ministra de Finanzas era la actual directora del FMI, Christine Lagarde, y de ahí el nombre- entregó al primer ministro griego, el socialista Yorgos Papandreu, el documento con la intención de que éste se pusiese manos a la obra y combatiese el fraude fiscal al mismo tiempo que imponía medidas de austeridad a la población del país.

Pero nada se hizo al respecto. La lista continuó en manos del PASOK hasta este pasado otoño, cuando finalmente el documento terminó en manos de las autoridades policiales y, posteriormente, en el Parlamento. Pero algunos legisladores sospecharon del tiempo transcurrido y pidieron recientemente a París otro original de la “lista Lagarde”, que llegó hace tan sólo unos días. Ahora las filtraciones indican que en la primera lista se tacharon varios nombres vinculados al PASOK antes de hacerse pública. Y en concreto, nombres vinculados -e identificados como parientes- al ex ministro de Finanzas socialista Giorgios Papaconstantinou, quien ha rechazado inmediatamente las acusaciones.

La tormenta política, sin embargo, ya se ha desatado. Los socialistas griegos, bajo mínimos en las últimas encuestas (que otorgan menos del 10% al partido que ahora lidera Evangelos Venizelos, por detrás incluso de lo que obtendría la formación neonazi Amanecer Dorado), enfrentan con este suceso un nuevo drama: y es que de ser ciertas las últimas informaciones, se podría acusar al PASOK de haber tratado de enderezar Grecia en los últimos años a costa del sufrimiento de la ciudadanía mientras al mismo tiempo dejaba sin castigo a sus socios, miembros o allegados, que habrían atesorado grandes sumas de dinero en Suiza y otros paraísos fiscales en el proceso.

¿Y ahora qué? Algunas informaciones han apuntado a que el enfado de la población podría llegar a afectar a la coalición que lidera el conservador Antonis Samarás. Principalmente porque el PASOK, aunque ahora asumiendo un rol modesto, también forma parte del Gobierno. Y en caso de tener que prescindir de los socialistas para salvar su mandato, Samarás tendrá difícil encontrar otro socio tan cómodo y fácil de manejar como el partido de Venizelos.

PUBLICIDAD

info

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información | Cerrar