PUBLICIDAD
Publicidad Sabadell
Año XXV - Madrid, Jueves 23 de Febrero de 2017

¿Las hipotecas son más baratas en España? El tipo fijo inicial dice otra cosa

Los préstamos con un período fijo inicial representan más de la mitad del mercado, mientras que hace un año el porcentaje era de apenas el 38%.

Menéame
Enviar noticia por mail
Hipoteca
Hipoteca
/ • 10:59

Uno de los ‘mantras’ más repetidos en el sector bancario es que las hipotecas en España son más baratas que en el resto de Europa. El hecho de que la mayor parte de los préstamos sean a tipo variable con unos diferenciales bajos respecto al Euríbor –ahora en negativo- favorece este fenómeno. Sin embargo, las cosas están comenzando a cambiar: no sólo han irrumpido en el mercado las hipotecas a tipo fijo, sino porque cada vez más en las variables los bancos se cubren las espaldas con un tipo fijo inicial durante al menos los primeros seis meses.
 
De acuerdo con el último informe de la Federación Hipotecaria Europea (EMF por sus siglas en inglés) correspondiente al tercer trimestre de 2016, Finlandia es el país de la zona del euro en el que se pagan un intereses más bajos en las hipotecas, de apenas un 1,12% de media, que se compara con el 2,02% que se paga en España. En países como Francia (1,45%), Alemania (1,68%) y Portugal (1,76%) los préstamos son también más baratos.
 
La explicación, según señala la EMF, es que en el tercer trimestre del año pasado los préstamos con un período fijo inicial representaban ya más de la mitad del mercado, mientras que en el año anterior el porcentaje era de apenas el 38%. “La preferencia de los españoles por un entorno de tipos de interés más fijos se refleja en el ligero aumento de las tasas de interés en el último trimestre”, destaca la federación hipotecaria en su informe.
 
Si se pone la lupa sobre las principales ofertas hipotecarias en España, se puede ver que los tipos variables no son siempre lo que parecen. Según un análisis realizado por Bankimia en noviembre del año pasado, del total de préstamos hipotecarios a tipo variable estudiados, apenas el 18% se comercializaban sin un interés inicial fijo. Y, de éstos últimos, la gran mayoría de ellos eran ofertados por entidades cuya operativa es eminentemente ‘online’.
 
Lo más habitual es que el interés fijo oscile entre el 1,30% y el 2,25%, y que se alargue entre seis meses y dos años, si bien en casos puntuales se puede llegar hasta 120 meses (diez años), según el análisis del comparador de productos financieros.
 
Hipotecas a tipo fijo
 
Los tipos fijos se han convertido en la respuesta de la banca a la caída del Euríbor a tipos negativos, después de que el índice al que se referencia todavía la mayoría de hipotecas en España cerrase diciembre en el -0,08%, su nuevo mínimo histórico. Además, recientes escándalos como el de las cláusulas suelo también han llevado a los bancos a apostar por esta tendencia, tanto incluyendo este período inicial como directamente apostando por el interés fijo hasta el vencimiento del préstamo.
 
Así, no es extraño que en noviembre (últimas cifras publicadas por el INE) tres de cada diez hipotecas se firmasen a tipo fijo. Para Beatriz Toribio, responsable de Estudios de Fotocasa, el “protagonismo” de las hipotecas a tipo fijo “llama aún más la atención si tenemos en cuenta que hasta ahora eran las grandes olvidadas en nuestro país porque resultaban muy caras”. “En cambio, ahora podemos encontrar este tipo de producto con un interés inferior al 2%, cuando hace apenas unos años el préstamo más económico aplicaba un interés del 5% o 6%”, explica.

info

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información | Cerrar