Warren Buffett gana (sobre el papel) 120.000 millones con su apuesta por Apple

Warren Buffett

Warren Buffett

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El magnate Warren Buffett es quizás el inversor que más ha celebrado que Apple se convirtiese en la primera empresa del mundo en alcanzar los tres billones de dólares de capitalización bursátil. El ‘Oráculo de Omaha’ ha ganado sobre el papel más de 120.000 millones de dólares en su apuesta por la tecnológica desde 2018.

Berkshire Hathaway, el brazo inversor de Buffett, comenzó a comprar acciones de Apple en 2016 y, a mediados de 2018, el conglomerado acumuló una participación del 5% en el fabricante del iPhone, una inversión que le costó 36.000 millones de dólares, según publica la CNBC. Ahora, esta participación en Apple vale 160.000 millones de dólares tras la espectacular subida que han tenido las acciones en los últimos años.

Apple se convirtió en este arranque de 2022 en la primera empresa del mundo en superar el umbral de los tres billones de dólares de capitalización bursátil, si bien actualmente el valor en bolsa se sitúa en 2,95 billones.

Pero junto a la revalorización de las acciones de Apple, que solo se transformará en dinero contante y sonante en caso de una venta, Buffett también ha sacado un buen rédito a través de los dividendos, con unos 775 millones de dólares anuales.

Históricamente, el magnate inversor había mostrado aversión por el sector tecnológico, pero Apple, de la que es el mayor accionista, es una excepción. Buffett ha llegado a calificar a la compañía de la manzana mordida el “tercer mayor negocio de Berkshire”. “Es probablemente el mejor negocio que conozco en el mundo”, dijo en una entrevista a la CNBC en febrero de 2020. “No pienso en Apple como una acción. Pienso en ella como nuestro tercer negocio”.

Aun así, Berkshire Hathaway ha ido recortando ligeramente su participación en Apple, ventas con las que se embolsó 11.000 millones de dólares en 2020. Sin embargo, debido a los programas de recompra de Apple, que redujeron el número de sus acciones en circulación, la participación general de Berkshire en la compañía tecnológica no se ha reducido.