Volkswagen ve la luz tras escándalo con ganancias en primer trimestre

Volkswagen
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

El alto nivel de ventas logrado en el mercado europeo le permitió a la automotriz alemana Volkswagen mejorar sus resultados y registrar en el primer trimestre del año unos beneficios después de impuestos de 3.400 millones de euros (3.700 millones de dólares), informó hoy la compañía. Con estas cifras, la fabricante de automóviles muestra sus primeros síntomas de recuperación después de que sus resultados operativos se viesen lastrados en fechas recientes por el escándalo de manipulación de motores diésel, de alcance mundial, que saltó a la luz en 2015.

Entre enero y marzo de este año, las ganancias de la marca insignia del grupo Volkswagen aumentaron un 40 por ciento en relación al mismo periodo de 2016 debido, principalmente, a las medidas de recorte impulsadas por la dirección.

Por su parte, la facturación de la marca ascendió en el primer trimestre del año un 10,3 por ciento hasta alcanzar los 56.200 millones de euros, indicó la empresa a través de un comunicado.

«Nuestros esfuerzos para mejorar la eficiencia y la productividad en todas las áreas de la compañía están mereciendo la pena. Los buenos resultados que presentamos hoy nos animan», destacó el presidente de la compañía, Matthias Müller.

La empresa confía en mantener la senda de la recuperación en el actual ejercicio. En este sentido, confía en que su facturación aumente hasta un cuatro por ciento en 2017.

El pasado año, las ventas de Volkswagen alcanzaron los 217.300 millones de euros, mientras que las ganancias netas se situaron en los 5.100 millones de euros.

Un año antes, en 2015, la automotriz alemana había registrado pérdidas históricas de 1.582 millones de euros por las provisiones que se vio obligada a realizar para hacer frente al escándalo de manipulación de emisiones, que afectó a 11 millones de vehículos en todo el mundo.

Volkswagen ha afrontado una situación financiera complicada en los últimos tiempos. El escándalo de manipulación de motores obligó a la empresa a realizar ajustes al tiempo que necesitaba mantener inversiones en tecnología e investigación para no quedarse descolgada o anticuada en un sector que aspira a seguir liderando.