Currently set to Index
Currently set to Follow

Villarejo lamenta que se le trate como un «cacahuete andante» y dice que la causa ‘Tándem’ «no tiene precedentes»

El comisario jubilado José Manuel Villarejo (i) acompañado por su abogado, Antonio García Cabrera, a su salida de la Audiencia Nacional - Óscar Cañas - Europa Press

El comisario jubilado José Manuel Villarejo (i) acompañado por su abogado, Antonio García Cabrera, a su salida de la Audiencia Nacional - Óscar Cañas - Europa Press

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El comisario jubilado José Manuel Villarejo ha lamentado este lunes que se le trate como a un «cacahuete andante» porque, mientras «la gente» se fija en él, no pone el foco en otras cuestiones relevantes al tiempo que ha denunciado que la macrocausa ‘Tándem‘ –que engloba más de 30 piezas sobre sus negocios privados– «no tiene precedentes» en España.

Así se ha expresado en declaraciones a los medios antes de acudir a la reanudación del juicio que se sigue por él en la Audiencia Nacional, y en el que se ventilan las piezas ‘Iron’, ‘Land’ y ‘Pintor’. Una jornada, ha señalado, «puramente técnica» en la que «probablemente» ejerza como abogado codefensor. «Yo también hablaré en nombre de mi defendido, un tal Villarejo», ha bromeado.

En este contexto, el comisario jubilado ha insistido en la línea marcada en el inicio del juicio y ha mostrado su confianza en que prevalezca la «independencia judicial» sobre toda la «presión que estarán sufriendo» los jueces por parte de los «visitadores de noche, que van de negro y suelen apretar y amenazar a todo el mundo para que se haga lo que pretenden».

Este primer juicio por ‘Tándem’, ha continuado, no supone un desafío para su persona, sino para «cualquier ciudadano». «Nos la jugamos todos, no solo yo como imputado», ha sostenido, preguntándose si «vale todo con tal de aniquilar a alguien», incluso que el Ministerio Fiscal pueda falsificar documentos y presentar «pruebas falsas porque así se lo han ordenado». «Porque he sido el único idiota que se ha atrevido a denunciar a los fiscales anticorrupción», ha añadido.

DESCARTA SOLICITAR LA EXPULSIÓN DE PODEMOS

Por otro lado, Villarejo también se ha referido a su última comparecencia en la Comisión Kitchen del Congreso de los Diputados. «Entiendo que algún villarejólogo por ahí haya dicho cuando la última comparecencia mía dijo que yo tiraba cacahuetes con una falta de respeto al periodismo… yo creo que soy un cacahuete andante», ha afirmado.

A su juicio, «mientras la gente se mira» en él «se olvida de que un terrorista entró con pasaporte falso y no pasó nada», en alusión al líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, o de que una «furgoneta que llevaba material» de la familia Pujol fue atracada por «cuatro señores armados» que la incendiaron, ha señalado, «como si estuviéramos en México».

«No es importante que no salga nada de mis relaciones con Santander y Telefónica. Claro, como tienen de jefe de seguridad a dos altos mandos del CNI… Yo confío en la independencia judicial y que poco a poco, si hay deseo de que haya una catarsis y de si debe haber una inteligencia civil además de la militar que nos quieren imponer con el CNI», ha continuado.

Por último, Villarejo ha sido preguntado sobre si va a solicitar la expulsión de Podemos como acusación popular del procedimiento, después de que su mujer, Gema Alcalá, instase a ello al tribunal en el inicio del juicio. «No tengo interés (…) A mi me apetece que Podemos siga inquiriendo y preguntando cosas que deben de salir a la luz», ha zanjado.