Varadero esperaría por Putin

Varadero

Varadero, Cuba

Lo acaba de anunciar el ministro del sector, que aspiran para fines de año llegar a los dos millones y medio de visitantes al calor de la celebración de la Feria Internacional de Turismo que se celebra en Varadero.

Dedicada inicialmente a Rusia, un mercado en extremo importante dado su sostenido crecimiento, la invasión a Ucrania ha tirado por tierra la presencia eslava en la isla, quedando solamente ahora el canadiense, un mercado que debe ser recuperado e incentivado. De Rusia, ahora se habla con nostalgia económica, un padecimiento de billetera.

Un mando de la cadena española Meliá en el balneario no muy dado a los trajines con la prensa, me confesó lo duro del golpe: “Casi 600 por semana en este hotel”.

En Varadero, no se le puede pedir más a la madre naturaleza, pero sí mucho más al hombre. Ahí está uno de los retos en esta FITCuba 2022, en que la noche no sea émula de un camposanto y que la localidad gane en opciones recreativas más allá de las que ofrecen los hoteles. El nuevo bulevar apunta a ello.

Intensiones hay para reanimarlo por pura lógica y competencia. Tibios asomos de presencia rusa se avistan. Y como la vida es como es, con cada sorpresa que nos pone los pelos de punta, vaya usted a saber si a raíz de esos comentarios de la salud de Putin, no sea él quien pronto nos visite en plan de recuperación y le acompañen 600 guardaespaldas porque enemigos y adversarios no le faltan.