¿Una sede permanente? La propuesta del FMI ante el despilfarro de los JJOO

Promoción de los Juegos Olímpicos Tokio 2020

JJOO de Tokio. Autor: Viola Kam/SOPA Images via ZUMA W / DPA

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los Juegos Olímpicos (JJOO) de Tokio han vuelto a poner sobre la mesa el enorme despilfarro económico que supone organizar la cita olímpica cada cuatro años. Un problema que “pone en peligro” su continuidad a largo plazo, según abordan los economistas del Fondo Monetario Internacional (FMI), que ponen sobre la mesa la posible solución: una sede permanente.

“Si bien las ciudades han competido durante años por la oportunidad de capturar el oro olímpico, los beneficios a corto y largo plazo en general han resultado inadecuados para justificar el coste de albergar los juegos”, señalan los autores, Victor Matheson y Rob Baade. “Los precios disparados y la distribución desproporcionada de los ingresos han generado más resentimiento olímpico que recompensa. Sin un compromiso sostenido por parte del COI de brindar a las ciudades una oportunidad razonable de beneficiarse, el futuro de los Juegos Olímpicos está en peligro”.

Para los economistas del FMI, “la mala planificación y los controles de costes o las proyecciones poco realistas” han jugado un papel importante en la situación actual. Entre 1960 y 2016, los Juegos Olímpicos de media experimentaron sobrecostos del 156%, derivados de factores tales como “estimaciones de costes iniciales artificialmente bajas”, “plazos ajustados”, o directamente “corrupción significativa”. En Río, por ejemplo, los JJOO se presupuestaron inicialmente con un coste de 3.000 millones de dólares y, en cambio, llegaron a alrededor de 13.000 millones. “Estos grandes déficits llevaron a recortes en los servicios públicos, incluido el gasto en atención médica, educación y transporte público, lo que provocó protestas públicas generalizadas en el período previo a los juegos”.

La situación de Tokio no es demasiado mejor, sumando además los problemas derivados del Covid-19. “El presupuesto original de 7.300 millones había aumentado a una cifra oficial de 15.400 millones y estimaciones no oficiales de más de 25.000 millones en desembolsos reales”. Solamente los gastos de construcción para el nuevo estadio nacional totalizaron 1.400 millones, “más que el coste de organizar todos los Juegos de Verano de 1984 en Los Ángeles, incluso después de contabilizar inflación”.

“Sin una posibilidad razonable de obtener beneficios a corto plazo o un legado económico a largo plazo, muchas ciudades, en particular aquellas que dependen de la participación del público en la toma de decisiones, han señalado una falta de interés en la licitación de los juegos”, advierten los autores del FMI.

Una sede permanente

Los economistas creen que la solución “que probablemente tenga más sentido económico es simplemente establecer un sitio permanente para los Juegos Olímpicos (Dada la historia de los juegos, a menudo se sugiere Atenas)”. Tal movimiento permitiría “la construcción única de sedes permanentes en lugar de anfitriones olímpicos que intentan reconstruir Shangri-la en una nueva ciudad cada cuatro años”, apunta el FMI. Además, una ubicación permanente “también permitiría que la sede olímpica retenga la infraestructura humana de administradores de eventos capacitados con el conocimiento y la experiencia para mantener bajos los costos”.

Otra opción podría ser “fomentar la organización por región en lugar de por ciudad”. “Incluso una gran ciudad como París o Los Ángeles puede no tener la infraestructura para organizar competiciones en 33 deportes separados o acomodar la afluencia esperada de turistas, por lo que la expansión de los Juegos Olímpicos a varias ciudades puede aumentar los lugares disponibles y la capacidad turística”. “Los eventos futbolísticos internacionales ya se están moviendo en esta dirección”, señalan los autores, que recuerdan que la Eurocopa de la UEFA “se celebró en 2021 por primera vez en ciudades de Europa y no en un solo país”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA