Un parto ordinario en EEUU es más caro que el de la realeza británica

bebe nacimiento nacer familia ropa
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El príncipe británico Guillermo y la duquesa de Cambridge, Kate Middleton, han tenido esta semana a su tercer hijo (se desconoce el nombre por el momento), quinto en la línea de sucesión al trono. El parto se ha realizado en la lujosa sala de maternidad Lindo Wing (Londres). Sin embrago, el precio por ese parto privado ha sido más barato que lo que paga un ciudadano cualquiera en EEUU por un parto ordinario.

Según revela un estudio de The Economist, un parto ordinario en el sistema de salud estadounidense – que no acoge un modelo público – cuesta más de 10.000 euros a cada cliente. La Casa Real británica, por su parte, ha destinado cerca de 7.500 euros por 24 horas en una habitación de lujo y un nacimiento sin cesárea en Lindo Wing.

El precio de un parto en Estados Unidos oscila en virtud del seguro médico que posea el cliente. En un modelo sanitario como el norteamericano todos son clientes antes que padres o madres.

Por ejemplo, si el/la cliente tiene seguro privado, el precio final por el parto puede rondar los 4.000 euros. Si no lo tiene, las cifras se pueden disparar por encima de los 35.000 euros.

En España, como en muchos países europeos, la mayoría de partos son gratuitos gracias al sistema público de salud. Sin embargo, si se opta por un parto privado, el precio rondará los 2.000 euros, según el informe de The Economist.