Twitter endurecerá sus medidas contra el acoso sexual y el discurso del odio

Twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Twitter planea establecer sanciones más severas contra el acoso sexual y el discurso del odio en su red social en medio del escándalo de abuso protagonizado por el productor de Hollywood Harvey Weinstein.

La plataforma perseguirá más duramente a las cuenta que publiquen imágenes no autorizadas de desnudos, los mensajes que enaltezcan la violencia o los símbolos de odio, según publica el medio estadounidense Wired, que ha tenido acceso a un correo electrónico remitido por la compañía a su Consejo de Confianza y Seguridad, el organismo encargado de regular los contenidos publicados en la red social.

En concreto, Twitter suspenderá inmediatamente y de forma permanente cualquier cuenta que publique desnudos no autorizados, contenidos de desnudo con el objetivo de acosar a una víctima o imágenes de este tipo procedentes de cámaras ocultas. Hasta ahora, solamente se cerraba la cuenta si seguía esta conducta de forma recurrente.

Además, vigilará el contenido pornográfico, con el objetivo de evitar que se envíe a usuarios que no lo desean. acoso y el acercamiento sexual no deseado.

La red social también emprenderá acciones contra los mensajes de odio y los grupos violentos que usen este tipo de discurso. Las amenazas directas e indirectas también estarán en el punto de mira de la red social.

Por otro lado, las imágenes que puedan ser consideradas como símbolos de odio serán tratadas como contenido sensible, por lo que se avisará al usuario de su naturaleza antes de que pueda verlas.

Los cambios llegan después de que el pasado fin de semana el CEO de Twitter, Jack Dorsey, publicara un hilo de ‘tuits’ en el que adelantaba nuevas políticas de uso, como consecuencia del boicot que sufrió la red social a raíz del escándalo del productor de Hollywood acusado de abuso, Harvey Weinstein.

La plataforma suspendió de forma temporal de la actriz Rose McGowan, una de las mujeres que destapó al magnate del cine. Según la compañía, se tomó esta decisión porque McGowan había publicado el número de teléfono personal del actor Ben Affleck. A pesar de ello, numerosos usuarios cargaron contra Twitter al entender que había silenciado de forma premeditada a la actriz.