Telefónica, Inditex… los analistas apuestan por refugiarse en los pesos pesados tras el varapalo de octubre

Bolsa de Madrid
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El recorte de previsiones del FMI, las subidas de tipos de la Fed, el cada vez más cercano fin de las compras de bonos del BCE… entre unas cosas y otras, octubre supuso un duro revés para el mercado de renta variable. De hecho, el Ibex 35 registró su peor mes desde que en junio de 2016 el Brexit se impusiera en el referéndum celebrado en Reino Unido. Pero no todo es negativo, y de cara a noviembre los analistas identifican un buen puñado de valores con los que afrontar noviembre con ánimos renovados.

Uno de ellos es Inditex, según considera Felipe López-Gálvez, analista de Selfbank. “Con un mercado europeo muy saturado”, señala este experto, “la empresa tiene margen de mejora especialmente en EEUU y China”. “Aunque sería impensable que llegara a tener en otros países la cuota de mercado de ropa que atesora en España (del 19% aproximadamente), en EEUU y China esta cuota todavía es inferior al 1%. Además en esos países Zara es considerada una marca premium, de manera que puede establecer precios de venta más elevados”.

Otro de los factores por los que López-Gálvez apuesta por el gigante textil es el “crecimiento ininterrumpido de los dividendos y capacidad para poder seguir haciéndolo en el futuro”. “Hablamos de una empresa con una gestión óptima de la logística y la política de precios y una capacidad admirable de adaptarse a los gustos de la clientela”. Además, “cuenta con varias marcas que se ajustan a los diferentes segmentos de la población. Zara sigue siendo la marca estrella y además de representar un 66% de los ingresos totales, es la que mayor margen de beneficio genera”.

Los analistas de Bravo Capital apuntan a otro de los pesos pesados del Ibex 35: Telefónica. “La compañía que preside José María Álvarez Pallete acaba de publicar los datos que se corresponden con el periodo comprendido entre los meses de enero y septiembre de 2018 con un incremento de los beneficios del 11,6%, respecto al mismo periodo del año pasado. Además, la compañía de telecomunicaciones ha elevado la previsión de ingresos un 2,5% para el conjunto del año”, recuerdan estos expertos.

“Otra buena noticia”, de acuerdo con Bravo Capital, “es la reducción de la deuda de Telefónica, la cual se ha reducido en más de 1.500 millones (9,7%), respecto al año pasado”. “Por otro lado, el buen momento que está atravesando el mercado brasileño, que ha respondido con optimismo a la llegada al poder de Jair Bolsonaro y las propuestas de su programa económico (veremos si finalmente tiene la capacidad de poder aplicarlas) y la apreciación del real tendrán un impacto positivo en los beneficios, por lo menos a corto plazo, de la compañía”. “No obstante, habrá que estar muy pendiente de cómo se van desarrollando las negociaciones del Brexit, ya que el operador de telefonía es una de las empresas españolas con más presencia en el Reino Unido”, avisa Bravo Capital.

Sacyr es otro de los valores que podrían ser alcistas la próxima semana, añade Javier Contreras, agente de banca privada, pese a que al igual que el resto del mercado “presenta una difícil situación técnica”. Sin embargo, “dentro de lo malo parece haber frenado las caídas en el soporte clave de los 2,05 euros, nivel similar al de marzo de este mismo año”. Dado el nivel de sobreventa actual y la zona donde ha frenado, “podemos atisbar un importante rebote para la próxima semana, que será solo eso, un rebote técnico que podría llevarlo a zona de 2,25-2,30 euros”. Eso sí, “con la referencia de las tres medias exponenciales perdidas habrá que estar atentos en caso de debilidad extrema, por debajo de 2 euros las caídas pueden continuar”.

Entre las apuestas de Contreras para la semana se cuela también Faes, que “mantiene un aspecto técnico envidiable fruto de su buena salud financiera”. Con más de un 20% de revalorizaron en lo que va de 2018, el valor “se ha tomado un respiro estas semanas aprovechando el nerviosismo generalizado, y parece estar descansando y triangulando después de tocar máximos anuales en los 3,90 euros”. En ese sentido, “en cualquier momento podría volver a la senda alcista, solo un cierre semanal por debajo de 3,60 nos haría abandonar el valor”.

“Otro valor de los pocos que aguanta y capea bien el temporal” es Repsol, de acuerdo con Contreras. “Hace pocas semanas marcaba nuevos máximos históricos y aunque ha perdido algo de momentum con las caídas de la semana pasada su precio objetivo sigue fijado en 20 euros. La semana pasada reconocían unas previsiones productivas para el tercer trimestre débiles por mercados como el peruano y el venezolano pero las perspectivas generales siguen siendo positivas”. “El throw back o vuelta a zona de soporte (antes resistencia) 15,40 puede ser una buena oportunidad de entrada”, resume el analista.

Más basado en los fundamentales que en el análisis técnico, Bravo Capital apuesta por Cie Automotive. Los resultados publicados por el grupo especializado en la fabricación de componentes para la industria del automóvil, los cuales reflejan un beneficio neto de los tres primeros trimestres que duplica las ganancias obtenidas durante el mismo periodo del año pasado, “avalan el buen momento que está atravesando la compañía”. Además, “el gobierno chino ha anunciado su intención de reducir la fiscalidad a la compra de vehículos (del 10% al 5%) con el objetivo de incrementar la demanda interna. A esta noticia han respondido muy bien las empresas fabricantes de automóviles, experimentando subidas en los mercados de capitales, explican los analistas.

“Debido a la gran correlación entre ambas, si las empresas fabricantes de automóviles mantienen el buen comportamiento en los mercados, los títulos de Cie Automotive evolucionarán paralelamente de forma positiva”, apuntan los analistas de Bravo Capital. “Por último, la corrección generalizada que se ha producido en la bolsa en este mes de octubre hace más atractivos los títulos del fabricante de componentes automovilísticos, ya que consideramos que tienen un gran potencial alcista”.

En el lado opuesto, entre los valores de la Bolsa española sobre los que parece más prudente alejarse, Felipe López-Gálvez incluye Atresmedia. “Las cadenas de entretenimiento tradicional se enfrentarán en los próximos años a una disminución de ingresos publicitarios y a un menor consumo de televisión y radio por parte de los consumidores”, un entorno en el que el experto de Selfbank no descarta “que la compañía rebaje el dividendo como consecuencia de la caída del beneficio”. Atresmedia “a día de hoy cotiza con una rentabilidad por dividendo del 10%, una de las más altas de Europa. Estos niveles de rentabilidad son insostenibles en el tiempo”.

“No vemos su mala evolución en bolsa como una simple corrección, sino una respuesta a la evolución del cambio de demanda. Las televisiones nacionales mucho tendrían que cambiar su modelo de negocio si no quieren verse arrolladas por canales de pago como Netflix o HBO”, apunta López-Gálvez. Por si fuera poco, “cada vez son más los hogares españoles que contratan televisión por cable como parte de las ofertas de los operadores de telecomunicaciones, lo que hace descender la cuota de share de los canales de la TDT. Estos grupos tienen mayor capacidad para invertir en los derechos de eventos deportivos que tanto tirón tienen entre los espectadores españoles”.

Prudencia también sobre Indra, debido a que “sus perspectivas de crecimiento de ingresos son bastante pobres”. “Deberá mejorar por el lado de los márgenes, lo cual no es siempre sencillo”, señala el analista de Selfbank, que recuerda que a mediados de octubre el valor acumuló diez días consecutivos cayendo, “la racha más larga desde que la compañía saliese a bolsa en el 1999”. “Corre peligro su pertenencia al Ibex 35 a un mes antes de que se celebre la reunión del comité asesor que se encarga de valorar las entradas y salidas del índice”.

Por su parte, Javier Contreras recomienda alejarse de BBVA y OHL. En el caso del banco, el agente de banca privada se hace eco de las “bruscas caídas” que BBVA ha registrado por la resolución del supremo de devolución de gastos de hipoteca. “BBVA además agrava esta situación por su exposición en países como Turquía”. “Se encuentra en niveles de sobreventa y ya hemos visto alguna sesión de rebote que se podría alargar, sobre todo si el tribunal supremo le da la vuelta a la tortilla en el tema de las hipotecas. Mucha debilidad y no recomendable hasta finalizado el año y que los mercados se calmen un poco”.

En lo que respecta a OHL, Contreras cree que “la cosa pintaba mal y podía seguir desangrándose” cuando la cotización se encontraba por encima de 2 euros. “Esta misma semana ha tocado el euro y sigue en caída libre. Algún rebote brusco se va a producir, posiblemente hasta los 1,40 pero seguimos aconsejando cautela máxima”, señala el experto.

Bravo Capital, considera que en general hay “una mayor incertidumbre” en las small caps de la bolsa española. “En una situación (como la que estamos viviendo) de mucha volatilidad y numerosas incertidumbres sobre la evolución de la economía y el posible agotamiento del ciclo en las principales potencias económicas; el riesgo, ya intrínseco de por sí en la renta variable, se incrementa de forma considerable en este tipo de títulos”.

“La falta de liquidez ante momentos de máxima incertidumbre convierte a la cotización de estas acciones en toda una montaña rusa, nada recomendable para los inversores más prudentes y/o aquellos que arrastren alguna dolencia cardiaca”. “En este sentido, resulta una praxis recomendable alejarnos de aquellos valores que cotizan en el mercado continuo y apostar por aquellos, en este caso del Ibex 35, que tienen una gran capitalización y cuyo volumen de negociación diario es elevado. Es decir utilizar los blue chips como un refugio ante el riesgo”, concluyen los expertos.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

EnglishFrenchGermanSpanish