¿Cuánto le costará a Samsung el problema con la batería del Galaxy Note 7?

Samsung Galaxy Note 7
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

Los analistas estiman que la compañía podría perder hasta 4.500 millones como consecuencia del fallo. La semana pasada, Samsung se vio obligada a suspender la venta de su nuevo ‘smartphone’ estrella, el Galaxy Note 7, por un fallo en la batería que hacía que el dispositivo se incendiara durante el proceso de carga. El problema tendrá gran impacto en las cuentas de la compañía surcoreana, no solo porque deberá afrontar el coste del reemplazo de gran parte de los teléfonos ya vendidos, sino también porque las ventas del móvil podrían verse mermadas.
 
Los analistas de Credit Suisse, Daishin Securities y Pelham Smithers Associates ya han hecho cálculos y estiman que la firma se gastará más de 1.000 millones de dólares (cerca de 900 millones de euros) tan solo en sustituir las unidades colocadas que podrían estar afectadas, según publica Bloomberg. La firma no ha informado sobre cuántos teléfonos tendrán que ser sustituidos, pues por ejemplo los modelos en China tienen una batería diferente, pero hasta el viernes se habían vendido 2,5 millones de unidades.
 
Se prevé que esta cantidad podría representar alrededor de un 5% de los ingresos netos previstos de Samsung, aunque es probable que el importe no sea solamente asumido por esta compañía, pues el proveedor de la batería podría tener que afrontar buena parte del coste.
 
Pero los pronósticos de los analistas de Strategy Analytics son mucho más pesimistas. Calculan que el coste combinado del reemplazo de dispositivos y la caída de las ventas que se producirá por el daño a la imagen de la marca (y, especialmente, del Samsung Galaxy Note ) alcanzaría los 5.000 millones de dólares (casi 4.500 millones de euros). Además, estimas que el margen de beneficio de la división de ‘smartphones’ de la surcoreana se reducirá en un 1,5%.
 
Se han detectado 24 casos de baterías defectuosas en el Galaxy Note 7, explicó Samsung el pasado viernes, por lo que ha suspendido la venta en los países en los que ya estaba disponible y la ha pospuesto en el resto de mercados. El lanzamiento del teléfono en España estaba previsto para el 9 de septiembre,
 
El problema llega además en el peor momento para el gigante tecnológico: cuando su máximo competidor, Apple, está apunto de presentar el nuevo modelo de iPhone.