www.elboletin.com
Edición testing    22 de septiembre de 2018

Seattle

Empresas

Amazon encabezó una campaña que consiguió derogar un tributo a las grandes empresas en Seattle cuya recaudación se iba a destinar a facilitar el acceso a la vivienda.

El fundador y CEO de Amazon, Jeff Bezos, a día de hoy la persona más rica del mundo, ha anunciado la creación de un fondo de 2.000 millones de dólares (unos 1.715 millones de euros) destinado a abrir escuelas en barrios pobres y a ayudar a personas sin hogar. La iniciativa llega, sin embargo, poco después de que el gigante del comercio 'online' liderara una campaña que ha conseguido tumbar un impuesto en Seattle a los grandes empleadores cuya recaudación se pretendía destinar a financiar vivienda pública y dar solución al elevado número de personas que vive en la calle en esta ciudad. La compañía está además ahora en el 'ojo del huracán' en EEUU por los bajos sueldos: según un estudio, trabajadores de Amazon en al menos cinco Estados del país norteamericano tienen que recurrir a ayudas sociales para comer.

Impuestos

La localidad que alberga la sede de Google consultará a los ciudadanos si aplicar una tasa por empleado a las empresas que tengan más de 50 trabajadores. La tecnológica tiene más de 20.000.

Los gigantes tecnológicos como Apple, Google o Amazon han fomentado el empleo y la economía de las localidades en las que han ubicado sus sedes, pero también han provocado en estas ciudades graves problemas de tráfico y de acceso a la vivienda. El precio de la vivienda y de los alquileres ha alcanzado precios desorbitados, incluso para los ingenieros que cobran altos salarios, mientras que moverse al lugar de trabajo se ha convertido en una pesadilla. Con el objetivo de mitigar estos efectos, varios municipios de Silicon Valley han empezado a trabajar en la aplicación de tributos para destinar la recaudación a financiar soluciones de transporte y vivienda social. Es el caso de Mountain View, la 'casa' de Google, que llamará a sus ciudadanos a las urnas el próximo mes de noviembre para decidir sobre un posible gravamen.

Impuestos

Amazon y Starbucks han encabezado una fuerte campaña contra el gravamen, con el que se pretendían financiar soluciones para el problema de la vivienda en la ciudad estadounidense.

Menos de un mes después de que el Ayuntamiento de Seattle aprobara unánimemente un impuesto para gravar a las grandes empresas de la localidad estadounidense con el fin de destinar el dinero recaudado a vivienda social, los mismos políticos han acordado derogar el tributo. Detrás de este cambio de decisión se encuentra la presión de las compañías afectadas, entre las que destacan Amazon y Starbucks.

Impuestos

La tasa gravará con 275 dólares anuales por empleado a todas las compañías que facturen más de 20 millones de dólares. Hay cerca de 12.000 personas sin hogar en la ciudad.

La ciudad de Seattle ha dado luz verde a un impuesto a las grandes empresas, en función de su cifra de empleados, cuya recaudación se utilizará para financiar proyectos de vivienda social y servicios de atención para las personas sin hogar. La medida ha enfurecido a compañías como Amazon y Starbucks.

  • 1