www.elboletin.com
Edición testing    22 de octubre de 2020

deforestación

Medio ambiente

Un cambio global hacia una dieta sana y sostenible muestra beneficios para la salud, la naturaleza y la sociedad.

El sistema alimentario actual que impera en todo el mundo es responsable del 26 por ciento de las emisiones de gases y del 75 por ciento de la deforestación mundial, según revela el estudio 'El poder restaurador de las dietas para el planeta' de WWF, presentado este 16 de octubre en el marco del Día Mundial de la Alimentación.

Deforestación

En los últimos cinco años, la tasa anual de deforestación se estimó en 10 millones de hectáreas, frente a los 12 millones en 2010-2015 y los 16 millones de hectáreas en 1990-2000.

El mundo ha perdido 178 millones de hectáreas de bosque desde 1990, según ha revelado un informe elaborado por la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Deforestación

En los últimos años el área boscosa europea destinada a la silvicultura ha aumentado un 49 %, a la vez que se ha elevado un 69 % su pérdida de biomasa, según los datos recogidos por Landsat. Este incremento puede alterar la capacidad de absorción de carbono en la UE y sus planes para combatir la crisis climática.

Los bosques representan aproximadamente el 38 % de la superficie de la Unión Europea y proporcionan servicios esenciales para nuestra sociedad, desde madera a aire puro. Además, al actuar como sumideros de carbono, estas masas forestales compensan aproximadamente el 10 % de las emisiones totales de gases de efecto invernadero de la UE.

COP25

Estudios plantean la necesidad de plantar 4 mil millones de árboles al año durante los próximos 10 años.

El modelo económico que prevalece sobre la Tierra tiene una gran responsabilidad en el cambio climático que asola distintas partes del planeta. Según los datos que ofrece la plataforma de reforestación Tree-Nation, cada minuto se destruye una superficie forestal equivalente a 36 campos de fútbol.

Lluís Brotons, investigador del CREAF

Las llamas en la Amazonia han puesto el foco de la comunidad internacional en una de las consecuencias más devastadoras del cambio climático: los incendios. El biólogo Lluís Brotons advierte de que no es un caso aislado y achaca gran parte de la responsabilidad a la deforestación. Más allá de la cuenca amazónica, el científico alerta de la aparición de focos en zonas sin apenas registro de incendios como Groenlandia.

Los peores pronósticos se están cumpliendo. El aumento de las temperaturas en la superficie de la Tierra debido al incremento de las emisiones de gases de efecto invernadero supone el caldo de cultivo perfecto para la aparición de grandes incendios. Aunque se trata solo de una parte de la ecuación. Lluís Brotons, investigador del CSIC en el Centro de Investigación Ecológica y Aplicaciones Forestales (CREAF) –y asociado al Centro de Ciencia y Tecnología Forestal de Cataluña y al Instituto Catalán de Ornitología–, alerta de que la deforestación en la Amazonia y en otras regiones del mundo está echando gasolina a las llamas.

Amazonas

"La canciller está convencida de que la difícil situación de la selva amazónica debería estar en el orden del día".

La canciller alemana, Angela Merkel, está de acuerdo con la decisión del presidente francés, Emmanuel Macron, de discutir los incendios desatados en la Amazonía brasileña en la próxima reunión del grupo de los siete países más industrializados del mundo (G7).

El ranking del día

Cada año se talan unos 15.000 millones de árboles.

La deforestación es responsable de más del 15% de los gases de efecto invernadero globales. Es una conclusión de la ONG WWF, dedicada al cuidado de la fauna y del medio ambiente.

Medio Ambiente

Los ecologistas europeos ya han recogido más de 244.000 firmas para eliminar este combustible por la deforestación y el efecto invernadero que provoca.

La Comisión Europea ha publicado un documento que establece qué cultivos alimenticios utilizados en la producción de biodiésel conducen a mayores emisiones de CO2 y, por lo tanto, no deben recibir subsidios para su producción. En él- según informa Ecologistas en Acción- la UE reconoce que el aceite de palma es insostenible, debido a la deforestación y a las emisiones de gases de efecto invernadero que provoca, pero no aborda de manera estructural el problema general y ofrece enormes lagunas legales que permitirán que se sigan utilizando estos combustibles.

Medio ambiente

El sudeste asiático, una de las regiones con mayor biodiversidad del planeta, es la zona más perjudicada.

Las actividades humanas están ejerciendo una presión sin precedentes en el medio ambiente y decenas de miles de especies podrían verse afectadas. La deforestación, la caza ilegal, la agricultura o la urbanización están en el origen del declive de la biodiversidad. Pero ¿cuáles son las zonas más delicadas?

Deforestación

La ONG filtra 171 páginas del tratado que propone aumentar la importación masiva de carne de vacuno desde los países del Mercosur, además del incremento del comercio de soja.

El tratado de libre comercio que la UE negocia con los países del Mercosur incrementará la desforestación en zonas sensibles del continente como el Amazonas y el Cerrado en Brasil, según Greenpeace. Documentos filtrados del acuerdo proponen incrementar la importación europea de carne de vacuno desde estos países, y la ONG considera que para ello será necesario una expansión de la ganadería y cultivos intensivos como la soja. Denuncia que estos planes suponen “una gran amenaza para el clima y la preservación de los hábitats naturales en América del Sur”.

  • 1