www.elboletin.com
Edición testing    30 de noviembre de 2020

alquiler de habitaciones

Vivienda

La oferta de habitaciones en piso compartido crece más de un 30% en el último año

El perfil de las personas que comparten piso ronda los 31 años, vive en el centro de las grandes ciudades, no fuman ni permiten que se fume en la vivienda y no tienen ni admiten mascotas, según un estudio realizado por el portal inmobiliario idealista.

Alquiler

Tener uno o varios compañeros de piso es una buena para vivir en la ciudad, en la que conviene tenerlo todo por escrito.

La subida de los alquileres impulsa a muchas personas, sobre todo jóvenes, a compartir piso, una fórmula de acceder a la vivienda más económica y que se está popularizando pero que tiene algunas características específicas sobre las que conviene estar debidamente informado para que no haya sorpresas.

El ranking del día

Las regiones donde más se ha encarecido el alquiler de habitaciones en el último año son La Rioja, Canarias y Baleares, mientras que en Cantabria y Navarra se han abaratado.

Alquilar una habitación en un piso compartido es un 2,3% más caro que hace un año. Mientras hace un año se pagaba 318 euros al mes, ahora cuesta 325 euros mensuales, según un informe del portal inmobiliario Fotocasa. Cataluña es la comunidad más cara para compartir piso (472 euros/mes) seguido de Madrid (404 euros/mes), Baleares (390 euros/mes) y País Vasco (329 euros/mes).

Vivienda

Los jóvenes que quieren alquilar en Madrid y Barcelona son los que sufren un mayor desfase entre el precio que pide el casero y lo que pueden pagar.

El alza del precio de los alquileres no se lo está poniendo nada fácil a los jóvenes que tienen cada vez más dificultades para alquilar una habitación o compartir piso especialmente en Madrid y Barcelona, una problemática que se hace más visible a medida que se acerca el inicio del curso universitario y los estudiantes emprenden la tarea de buscar piso.

Vivienda

La competencia con los pisos turísticos obliga a estos inquilinos, en su mayoría jóvenes, a desplazarse a otros municipios debido alza de los precios.

“El auge del alquiler turístico en las ciudades de Madrid y Barcelona provoca importantes incrementos en el precio de las viviendas y obliga a los inquilinos residenciales que buscan compartir piso a desplazarse hacia municipios cercanos a las principales urbes”, según afirma Ferran Font, director de Estudios de pisos.com.
  • 1