Siete de cada 10 euros que ingresaron las cotizadas en 2017 procedían de fuera de España

Bolsa de Madrid
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las compañías que cotizan en la Bolsa española tienen su negocio cada vez más diversificado. Así lo demuestra el hecho de que la facturación procedente del exterior creciera un 8% el pasado año hasta alcanzar un peso del 67% sobre el total, un récord histórico, según el informe presentado hoy por el Servicio de Estudios de BME con datos definitivos de las cuentas de todas las cotizadas. En conjunto, la cifra neta de negocio de estas empresas aumentó un 6,14%.

El informe también pone de relieve el aumento de la facturación en España, del 3%, que recoge la mejora de la situación económica que apuntan los principales indicadores de actividad nacionales. De esta forma, según el informe, el 71% de las cotizadas aumentaron en 2017 su cifra de negocio total. De los 520.751 millones de euros facturados por las empresas cotizadas, 349.351 millones, el 67%, se generaron en el exterior y los 171.400 restantes, en España.

“El fuerte carácter internacional de la gran mayoría de las empresas cotizadas es un rasgo diferencial del impulso de tamaño y la expansión que se promueven en la vida de las empresas por las propias exigencias competitivas y de transparencia que impone la pertenencia a un mercado de valores”, señala el informe.

Este impulso del negocio exterior de las empresas cotizadas en 2017 ha estado liderado por las que componen el Ibex 35, que han anotado un aumento anual del 8,5% en su facturación exterior. Pero son las empresas pertenecientes al Ibex Medium Cap las que mayor volumen agregado de ingresos obtuvieron fuera de España en 2017, con un 69% del total, seguidas de las del Ibex 35, con un 67,6%, y las que forman parte del Ibex Small Cap, con 53,9%.

En paralelo a la generación de estos buenos datos de actividad, las empresas cotizadas ha continuado reforzando su estructura financiera mediante la reducción generalizada de sus niveles de endeudamiento. Esta tendencia ha propiciado una significativa mejora de la solvencia, en especial en entidades no financieras.

Así, la deuda financiera neta total al cierre de 2017 de las empresas no financieras del principal índice de la Bolsa española se situaba en 180.217 millones de euros, 8.000 millones menos que el año anterior, mientras que la deuda financiera total se redujo hasta el 33,82% de su activo, 10 puntos menos que en 2007.