Sanidad paraliza 15 días la vacunación con AstraZeneca en España

vacuna, covid y pfizer

Vacuna contra el Covid-19.

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha confirmado este lunes que España suspenderá de manera “cautelar” la administración de la vacuna de AstraZeneca, después de que algunos países hayan detectado casos de trombosis en personas que habían recibido este suero. Con datos de hoy, las comunidades autónomas han administrado hasta ahora 939.534 dosis de esta vacuna.

Darias, que ha reunido hoy de urgencia al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, ha explicado que España ha paralizado el suministro de esta vacuna “cautelar y temporalmente”  durante “al menos dos semanas”, hasta que el Comité de Evaluación de Riesgos en Farmacovigilancia de la EMA analice los eventos trombóticos detectados en algunos países.

La directora de la Agencia Española del Medicamento, María Jesús Lamas, ha aclarado que por ahora “son muy pocos casos en el contexto de la vacunación global” en los que se han producido estos eventos, “pero pensamos que es prudente” adoptar esta decisión, “dado que es una vacuna que se dedica a población sana, joven, con menor riesgo a efectos graves”. Según ha defendido, solo se han dado 11 casos y se han puesto más de 17 millones de vacunas. En la misma línea, en Reino Unido ha habido tres casos en el contexto de 10 millones de personas vacunadas.

Con datos de hoy, las comunidades autónomas han administrado hasta ahora 939.534 dosis de la vacuna de AstraZeneca, y solo se ha producido un evento de este tipo. Según Lamas, “los síntomas que podrían hacer sospechar” de un caso de este tipo “son dolor de cabeza muy intenso, inusual, no normal, que empeora al tumbarse o que se acompaña de vómitos o sangrados irregulares”. El tiempo de latencia es de entre 3 y 14 días después de ponerse la dosis.

Ante este escenario, “nos parece prudente parar, esperar a la valoración y después decidir si se continúa con la vacuna de forma generalizada o restringida a algún grupo de población”, ha explicado Lamas. “Debe movernos el principio de prudencia” a pesar de que la decisión “no es fácil”. No obstante, tanto Lamas como Darias han querido hacer un llamamiento a la “tranquilidad”: “es muy improbable que alguien tenga un efecto como este”.

La vacuna de AstraZeneca en Europa

España se suma a otros países como Francia, Alemania, Italia, Austria, Dinamarca, Estonia, Lituana, Noruega, Islandia, e Irlanda, que han tomado decisiones similares.

Actualmente, la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés), que se va a volver a reunir este martes, está estudiando los eventos trombóticos notificados, si bien ha señalado que, por el momento, no hay indicios de que la vacunación haya causado estas afecciones, “que no figuran como efectos secundarios de esta vacuna”.

Mientras, la Organización Mundial de la Salud (OMS) defiende que “no hay razón para no usar” esta vacuna. “Los informes disponibles hasta ahora no establecen una relación directa con los trombos ya que este porcentaje se ha observado también entre la población general”, dijo la subdirectora general de la OMS para el Acceso a Medicamentos y Productos Sanitarios, Mariângela Simão.