SATSE reúne casi a 1.000 sanitarios para protestar ante el Congreso: “La Sanidad está rota”

Sanitarios de toda España se reúnen frente al Congreso de los Diputados. Autor: SATSE

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

El Sindicato de Enfermería (SATSE) ha logrado congregar a cerca de 1.000 sanitarios de toda España para denunciar frente al Congreso de los Diputados la situación de la sanidad pública que está «rota», «desarticulada», «empobrecida» e «infrafinanciada», por lo que han pedido a las instituciones políticas «que se activen» porque están cansados de «palabras huecas».

Así lo ha expresado ante los medios de comunicación el presidente de la organización, Manuel Cascos, quien ha defendido la concentración y no ha descartado realizar una huelga «en el caso de no solucionar la situación», debido a que «la sanidad está debilitada» y ha insistido en que los profesionales están «agotados» y ha denunciado que, lejos de recompensar su labor durante los últimos dos años, «se les despide», como ha ocurrido en Andalucía, con el despido de más de 8.000 sanitarios.

«Los pacientes están sufriendo, llevamos dos años de una crisis tremendamente grave y preocupante, con profesionales agotados a los que se les despide mientras que hay listas de espera de más de 700.000 personas», ha enfatizado.

En este sentido, Manuel Cascos ha recalcado que «no hay voluntad política para resolver los problemas de la sanidad», a pesar de que ha reconocido que hace tres semanas se mantuvo una reunión con el ministerio de Sanidad, quien mostró compromiso ante sus peticiones. Así pues, el presidente ha subrayado que necesitan que las instituciones «se activen de verdad» y han insistido en que están «cansados de palabras huecas» y ha pedido «hechos concretos».

«Pedimos a los políticos que se activen y legislen para proteger nuestra sanidad. No vamos a permanecer pasivos y ver cómo la sanidad se devalúa. No es lógico que el rendimiento quirúrgico de los quirófanos estén en torno al 65 por ciento y no funcionen por las tardes, igual que las consultas externas. Aprovechemos todos los recursos que tenemos», ha sostenido.

En relación con la financiación, Cascos ha lamentado que la sanidad se mantenga con el seis por ciento del PIB mientras que otros países, que ha ejemplificado, como Noruega están en el nueve por ciento o Francia en el ocho por ciento. «Sin dinero, sin economía y sin gasto público en materia sanitaria, no podemos salir adelante», ha lamentado.

Por ello, no ha descartado una huelga general de la profesión porque ha mantenido que SATSE «no será cómplice del sufrimiento diario» que padecen los profesionales y, en caso de llegar a esta situación, ha asegurado que pedirán el apoyo de asociaciones de pacientes y de la sociedad en general para que se entienda «que es una situación de alarma». «No podemos mirar para otro lado, es nuestra sanidad pública que nos ha costado muchos años construir», ha concluido.

Durante la concentración, los profesionales congregados han llamado la atención de los viandantes por sus megáfonos y altavoces con los que se han escuchado cánticos como ‘Que bote Enfermería’, ‘Nuestra sanidad necesita paridad’, ‘ A su señoría, basta ya de tonterías’ y ‘Hay que aprobar la ley del paciente’, entre otros.

LEY DEL PACIENTE

Por otro lado, el vicesecretario de SATSE Murcia, Pablo Fernández, en declaraciones a Europa Press, ha recordado que la ley del paciente reunió más de 700.000 firmas, con la que se proclamaba la falta de homogeneidad en las distintas autonomías y donde pedían unos ratios mínimos de profesionales sanitarios por número de pacientes «para garantizar la calidad de todos los usuarios».

«Los políticos nos han defraudado porque todos nos dieron el visto bueno pero hasta el momento solo hemos visto cómo han prorrogado la tramitación de la ley», ha manifestado.

En concreto, el pasado 15 de diciembre de 2020, el Pleno respaldó mayoritariamente la norma (312 votos a favor y diez en contra) pero actualmente lleva acumuladas cerca de 30 prórrogas al plazo de presentación de enmiendas parciales.

«Hemos pasado mucho miedo y sufrimiento con la pandemia. Uno ve que la sociedad aplaude su trabajo pero luego la administración no atiende nuestras necesidades, lo que lleva al desánimo», ha asegurado.