Santander, Merlin y Enagás, las apuestas para la bolsa de los analistas

ibex35 mercados bolsa

Imagen de la Bolsa de Madrid. (Foto: Jaime Pozas)

Una ola de pesimismo ha sacudido los mercados internacionales ante los temores de un descarrilamiento del crecimiento económico por la mayor agresividad de los bancos centrales para contener la inflación. La renta variable española ha conseguido este viernes recuperar parte del terreno perdido en las jornadas precedentes, pero el contexto sigue siendo de máxima incertidumbre. No obstante, los expertos consultados creen que la bolsa española aún ofrece oportunidades de inversión. Santander, Merlin o Enagás son algunas de sus apuestas.

La analista Victoria Torre, de Singular Bank, pronostica alzas esta semana para Merlin Properties. La inmobiliaria, afirma, “ha iniciado un proceso transformacional con la venta de oficinas de BBVA (+1.987 millones de euros), que le servirá para reducir deuda o invertir en crecimiento futuro (centros de datos y activos logísticos)”. A esto hay que añadir, además, que “se espera un pago de 315 millones de euros o 0,67 céntimos brutos por título para la segunda mitad del año”. Ante esto, sostiene, “su precio objetivo de consenso es 11,84 euros”.

Otra de sus apuestas en bolsa pasa por Banco Santander. “Con una rentabilidad por dividendo del 3,82% y un ‘price book value’ del 0,50, así como un PER estimado en 2022 de 5,15x”, la entidad presidida por Ana Botín “cotiza en niveles atractivos”, asegura Torre.

Por su parte, el analista independiente José Ramón Sánchez Galán incluye entre los valores alcistas a Duro Felguera. Según explica, “la compañía asturiana ha anunciado recientemente la finalización de su participación en la obra de construcción de ocho tanques de gas natural licuado (GNL) en Kuwait, en el complejo petroquímico de Al Zour, con una capacidad de 225.000 metros cúbicos cada uno (con un diámetro de 96 metros y altura de 45 metros)”. Asimismo, “está ampliando cartera de pedidos”. En concreto, detalla que “recientemente, Japón, a través de su agencia comercial exterior JETRO, tiende puentes con Duro Felguera y HyDeal para proyectos de hidrógeno”.

Por otro lado, este experto expone que el pasado mes de mayo la empresa “anunció que está tratando de solventar la ayuda gubernamental de 120 millones de euros a causa de las pérdidas por la pandemia y que está usando la gran mayoría de estos fondos para afrontar sus gastos operativos y solo está dedicando una tercera parte al resto de responsabilidades, como la que tiene con la banca, una noticia del agrado del mercado”.

En un análisis técnico Sánchez Galán detalla que Duro Felguera “sigue ‘coqueteando’ con la línea de los 0,80 euros, intercambiando papeles de resistencia a actualmente un soporte”. “No se trata de un movimiento rectangular, ya que las alzas y las bajas son elevadas y con alta volatilidad”, sostiene este experto, que apunta que “la cuestión es si el valor va a volver a descansar en el soporte mencionado o, por el contrario, opta por perforarlo e intercambiar de nuevo el papel a resistencia”. Según defiende, “no hay motivo para que el valor caiga por debajo de ese soporte, ya que el volumen a la baja es muy débil y no hay indicios de un comienzo de tendencia de sesgo pesimista”. “Más bien, no descartamos un rebote al alza con objetivos cercanos a 1 euro”, afirma. Por ello, ve “buen momento para entrar a estos precios tan asequibles y aumentar posiciones” y llama a “sobreponderar”.

Su otro consejo es Enagás. “La compañía, junto con 30 operadores europeos de gas, está impulsando la creación de una red básica de infraestructuras de hidrógeno en Europa, lo cual supondrá una inversión de entre 80.000 y 143.000 millones hasta el año 2040”, señala Sánchez Galán. Ante esto, cree que “puede captar nuevas oportunidades de crecimiento en el desarrollo de la infraestructura del hidrógeno verde, una proyección de contribución al EBITDA del 26% de estos negocios durante el periodo 2022-26, frente al 17% registrado durante la etapa 2018-21”.

Volviendo al ámbito técnico, Enagás “está reconfigurando un movimiento alcista en forma de una línea de tendencia desde el pasado mes de marzo y con cierta solidez con objetivos en la zona de los 22,26 euros que necesita traspasar para mantener el movimiento”. Para este analista “el volumen y el dinero fundamentalmente institucional están sujetando el valor, por lo cual hay más acumulación que distribución y esto permite suponer que el sesgo pesimista todavía tiene recorrido”. Su recomendación: “sobreponderar”.

También hay quien mira más allá del selectivo español. Así Victoria Torre llama a tener en cuenta a Anheuser-Busch Inbev. Se trata del “mayor fabricante de cerveza del mundo”, señala, cuyas ventas han crecido en el primer trimestre del año un 11% y el EBITDA un 7,4%. “Para 2022 esperan superar los ingresos de 2019 alcanzando los 53.010 millones de euros”, asegura. En su opinión, el precio objetivo de consenso es de 66,31 euros y cotiza a PER 2022 de 16,17x. “Tras la caída que provocó la pandemia del Covid en 2020 ha ido recuperándose” y “esperan para este 2022 superar la facturación de 2019”. Según la analista, “de alcanzarse los objetivos de 2022, esperamos que el valor vaya recuperándose y se cierre el hueco que hay entre la cotización actual y su precio objetivo”.

Respecto a los valores a la baja, Sánchez Galán avisa sobre Acerinox, que “ha informado a la CNMV que el consejo de administración ha acordado ‘por unanimidad’ no seguir adelante con las conversaciones preliminares que estudiaba una posible operación corporativa con Aperam”. “De haberse confirmado la fusión”, explica, “hubiera dado lugar a un gigante mundial del sector”. Además, la compañía se encuentra inmersa “en un proceso de relevo interno”, ya que el hasta ahora presidente no ejecutivo de la siderúrgica, Rafael Miranda, acaba de dejar su puesto en la compañía. Y lo ha hecho “tras cumplir ocho años al frente del grupo con resultados muy positivos de su gestión”. Tal es así que Acerinox cerró 2021 con un beneficio neto atribuido de 572 millones de euros, “11 veces más que un año antes, marcando una cifra histórica desde la fundación de la compañía, una estela que ha seguido en el primer trimestre de este ejercicio, en el que ha ganado 266 millones”.

Para este analista “el movimiento corporativo es lo que ha supuesto un factor negativo para el valor”.

En un análisis técnico, Sánchez Galán detalla que la acerera “parece estar completando una figura bajista que tiene su base en un soporte de cierta consideración en el nivel de los 10 euros”. “La cuestión”, sostiene, “es si tal figura de ‘pico’ pueda suponer entonces un cambio a sesgo pesimista con lo cual los objetivos próximos del valor se encuentran en la zona de los 7,63 euros, en donde se encuentra otro soporte también bastante consistente”.

“¿Se completará la figura?”, se pregunta. Una cuestión ante la que responde que “ya está por debajo de sus medias donde parece que se van a cruzar por encima”. “No hay síntomas evidentes de sobreventa, aunque el volumen no es lo suficientemente fuerte y los osciladores de tendencia permanecen indecisos”, desgrana. Dicho esto, en su opinión, “ante un incremento repentino de la volatilidad e impulso bajista, mejor deshacer algunas posiciones” y aconseja “infraponderar”.

Por último, pone el acento en el Banco Sabadell. “El drástico endurecimiento de los tipos de interés estadounidenses es una buena noticia para el sector bancario a lo que la entidad no es ajena”, asegura. Asimismo, “sus resultados en el primer trimestre del año de 213 millones de euros suponen prácticamente triplicar los 73 millones obtenidos entre enero y marzo de 2021 gracias a la mayor generación de ingresos y la contribución de la filial británica TSB, que podría ser vendida por una cuantía próxima a los 2.600 millones”. No obstante, advierte de que “todos estos elementos ya fueron descontados por el mercado en su día”.

Este analista independiente destaca que el título “ha mantenido una tendencia alcista desde el pasado mes de noviembre de 2020, aunque tras romperla en febrero de 2022, todavía no ha conseguido superarla, lo que supondría situarse en el entorno de los 0,86 euros (un 14,6% a los niveles actuales)”. Para Sánchez Galán “ahora está haciendo un suelo en el nivel de los 0,73, pero la debilidad parece estar instalada en el valor, por lo cual nos inclinamos más por un sesgo pesimista que optimista, lo cual invita a deshacer algunas posiciones sobre el valor”. Lo tiene claro: “infraponderar”.