Sánchez plantará cara a Rajoy con unos presupuestos alternativos

Pedro Sánchez
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

Tras las elecciones en Cataluña, y a la espera de que los independentistas lleguen a un acuerdo en torno a la investidura, el Gobierno y el PP se han puesto manos a la obra para tratar de sacar los Presupuestos Generales del Estado de 2018. El Ejecutivo, tal y como afirmó el propio Mariano Rajoy hace unos días, quiere iniciar ya los contactos para intentar aprobar estas cuentas. Pero los populares no serán los únicos que presenten unos PGE. El PSOE está preparando los suyos.

Los socialistas presentarán unos presupuestos “alternativos” a los del Gobierno del PP, según anunció el secretario de Organización del partido, José Luis Ábalos, en una comparecencia en Ferraz este miércoles. “Con ello queremos demostrar que hay otras formas de hacer política, de interpretar los problemas que tiene España”, afirmó el dirigente del PSOE, que destacó que “las soluciones que proponemos nosotros no son las soluciones de la derecha”.

A pesar de que poco, o nada, se conoce aún sobre las cuentas del Ejecutivo, algo que reconocen desde las filas del PSOE, sí que están convencidos que incluirán nuevos ‘tijeretazos’. En especial, en gasto social. “Es verdad que no conocemos el detalle, por lo que no debemos adelantarnos a la descalificación, pero sí conocemos el margen financiero que se presentó en Bruselas”, recordó Ábalos. Por lo tanto, “sabemos en qué márgenes se está moviendo el Gobierno y sabemos que esos márgenes comportan un recorte de gasto social inasumible para nosotros”, adelantó el secretario de Organización.

Ante esto, los socialistas presentarán una alternativa, que también llevarán al Congreso de los Diputados cuando arranque la tramitación de estas cuentas. A todo esto se unirá una enmienda a la totalidad a los PGE del Gobierno.

La formación del puño y la rosa tiene claro que “somos la alternativa de este país” y reta a Rajoy a que “siga cultivando” la alianza con la que logró sacar los presupuestos de este año. El PP sumó entonces sus votos a los de Ciudadanos, PNV, Coalición Canaria y Nueva Canarias para sumar 176 votos, justo la mayoría absoluta, y salvar de esta manera las cuentas y rechazar las enmiendas del resto de partidos.

Las negociaciones para aprobar las cuentas de 2018, al igual que las de este año, se esperan que sean complicadas. Y eso que los populares se las prometían muy felices tras la aprobación del Cupo Vasco. La realidad es que si el Gobierno quiere sacar adelante los PGE tendrá que pelear por cada voto, aunque el éxito de Ciudadanos en Cataluña y la hipótesis de una mayor propagación naranja en España acercan el sí del PNV a los presupuestos de Rajoy.

Mientras tanto, los socialistas, con Pedro Sánchez a la cabeza, ya ha advertido al PP que plantará batalla en este asunto.