Ryanair anuncia que reducirá su flota en Irlanda por las huelgas poniendo en riesgo 300 empleos

Ryanair
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Esta madrugada ha arrancado la huelga de dos día en Ryanair convocada por cinco sindicatos en España, Portugal, Bélgica e Italia, que ha obligado a la cancelación de cientos de vuelos en Europa. Coincidiendo con la primera jornada del paro, la aerolínea de bajo coste ha anunciado la reducción de un 20% de su flota en Dublín para este invierno, lo que pondría en peligro hasta 300 empleos.

En un comunicado remitido a la Bolsa de Londres, la compañía irlandesa explica que la reducción se debe a que trasladará varios aviones a Polonia, donde experimenta crecimiento, y al descenso de las reservas en Irlanda, que atribuye a los efectos de las huelgas de pilotos en el país.

La compañía planea no tener más de 24 aviones en Irlanda frente a los 30 actuales, lo que podría poner en riesgos los puestos de trabajo de 100 pilotos y 200 tripulantes de cabina, según la agencia de noticias AFP. La firma asegura que ofrecerá a los afectados la posibilidad de trasladarse a Polonia u otras bases.

Como apunta Efe, el pasado lunes, el consejero delegado de Ryanair, Michael O'Leary, advirtió de que podría decidirse la reducción de la flota y de los vuelos en el calendario de invierno en las bases europeas donde los sindicatos convoquen "huelgas innecesarias", lo que, avisó, provocaría también "pérdidas de puestos de trabajo".

Este miércoles y jueves, Ryanair se enfrenta a huelgas en varios países europeos, entre ellos España, donde supone la primera movilización de la plantilla de la empresa irlandesa. En nuestro país, los sindicatos USO y Sicpla, que representan a los tripulantes de cabina (TCP) de la aerolínea, reclaman que se aplique la legislación española y no la irlandesa a la plantilla española. Estos sindicatos denunciaron hace un par de días que Ryanair está advirtiendo con despedir a varios trabajadores, si las huelgas “continúan dañando la confianza de los clientes”. “Si se llega a la huelga (25 y 26 de julio), es únicamente responsabilidad de la compañía, por su inmovilismo que deja en tierra a miles de pasajeros en toda Europa con tal de no ceder en algo a lo que sí ha cedido en Alemania”, apuntaron entonces los dirigentes sindicales.