Rosell denuncia un «ataque» al 8M pero garantiza que se cumplirán las indicaciones sanitarias: «Habrá balcones»

La delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell - Autor: CONGRESO

La delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell - Autor: CONGRESO

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La Delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell, considera «evidente» que hay un «ataque real» al 8 de Marzo aunque ha garantizado que el Gobierno cumplirá «sin duda» con las indicaciones de la Ministra de Sanidad, Carolina Darias, contrarias a la convocatoria de concentraciones para conmemorar el 8 de marzo.

«Creo en la creatividad de la movilizaciones del movimiento feminista, habrá balcones y un cumplimiento estricto desde el Gobierno de todas las normas sanitarias», ha garantizado Rosell en una entrevista en TVE recogida por Europa Press.

Y sobre la polémica en torno a la decisión del Delegado del Gobierno de Madrid, Manuel Franco, de autorizar concentraciones de menos de 500 personas en contra el criterio del Ministerio de Sanidad, Rosell ha asegurado «estar con Carolina Darias que ha dicho que no es en absoluto recomendable».

La Delegada de Gobierno considera importante para el movimiento feminista poder hacer públicas sus reivindicaciones en la calle pero ha reiterado que «este año toca hacer caso a todas las recomendaciones». Y ha pedido, en alusión a la polémica por la convocatoria de actos conmemorativos, que «desde la derecha nadie de lecciones de cuidar la salud y salvar vidas, porque son las mujeres quienes han demostrado en pandemia estar haciéndolo».

Para Rosell es evidente la existencia de «un ataque real» al 8 de marzo por parte de quienes «intentarían boicotearlo con pandemia y sin pandemia» y ha recordado las críticas contra la manifestación del pasado año «cuando se intentó menospreciar el 8M cuando hubo un mitin de Vox a puerta cerrada sabiendo que estaban contagiados y hubo fútbol». En su opinión, «si nadie ve una carga peyorativa contra el 8 M es por negar la evidencia».

En alusión a la crítica de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que calificó la manifestación del 8 de marzo de 2020 como el ‘Día de la mujer contagiada», Rosell ha asegurado que esas manifestaciones «desacreditan a quienes las pronuncian, no a las mujeres».

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

EnglishFrenchGermanSpanish