Repsol vende un 25% de su negocio de exploración y producción por 3.400 millones

Repsol gasolinera

Repsol

Repsol venderá una cuarta parte de su división de exploración y producción por unos 3.400 millones de dólares (3.426 millones de euros) a una firma estadounidense de capital privado, lo que supone una drástica reducción de su exposición a los combustibles fósiles.

En concreto, la firma estadounidense EIG adquirirá el 25% del negocio de ‘Upstream’ de Repsol por valor de 4.800 millones de dólares, según ha anunciado este miércoles la compañía. Después de deducir la deuda neta asignada a la participación de EIG (1.400 millones de dólares), el valor de la inversión de EIG alcanzaría los 3.400 millones de dólares.

El pago de 3.400 millones de dólares de EIG a Repsol incluirá un pago inicial del 70% al cierre de la transacción y el 30% restante a abonar en tres cuotas anuales iguales durante los próximos tres años.

Esta transacción, aprobada por el consejo de administración de Repsol, valora el negocio de Exploración y Producción de la compañía en 19.000 millones de dólares, por encima del consenso de analistas.

POSIBLE SALIDA A BOLSA EN EEUU

EIG y Repsol contemplan la posibilidad de una salida a bolsa de una participación minoritaria en EEUU de este negocio a partir del año 2026, siempre que se den condiciones de mercado favorables.

Repsol, como accionista mayoritario, mantendrá el control del negocio de ‘Upstream’, que seguirá consolidando dentro de las cuentas del grupo, y nombrará cuatro de los ocho miembros del consejo de administración, entre ellos al presidente de la nueva compañía, que contará con voto de calidad, mientras que EIG nominará dos y los otros dos serán independientes.

Con esta operación, la compañía con sede en Madrid recauda fondos para financiar proyectos de bajas emisiones al tiempo que reduce su coste de capital. Repsol apuesta por un giro estratégico hacia las energías renovables y acelerar la transición hacia la energía limpia. Esta desinversión contribuirá al objetivo estratégico de Repsol de que los negocios bajos en carbono representen el 45% del capital empleado en 2030.