Reporteros Sin Fronteras llama a la CPI a investigar el ataque de Israel contra la prensa en Gaza

Bombardeos de Israel contra la Franja de Gaza - Mahmoud Khattab/Quds Net News vi / DPA

Bombardeos de Israel contra la Franja de Gaza - Mahmoud Khattab/Quds Net News vi / DPA

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La ONG internacional Reporteros Sin Fronteros (RSF) llama a la Corte Penal Internacional (CPI) a investigar el ataque aéreo de Israel que destruyó un edificio con oficinas de medios de comunicación en la Franja de Gaza, para determinar si ese bombardeo se califica como crimen de guerra.

«Llamamos a la fiscal de la Corte Penal Internacional a determinar si estos ataques aéreos se califican como crímenes de guerra», declaró en un comunicado el secretario general de RSF, Christophe Deloire.

La nota recuerda que «un ataque deliberado contra los medios de comunicación es un crimen de guerra».

«Destruyendo las instalaciones de la prensa, las Fuerzas de Defensa de Israel no solo causan un daño inaceptable al proceso de divulgación de noticias, sino también, en sentido más amplio, impiden que sea cubierto un conflicto que afecta directamente a la población civil», subraya.

El sábado se informó que un ataque de la Fuerza Aérea israelí destruyó un edificio que albergaba oficinas de medios extranjeros en Gaza, incluidas las de Associated Press y Al Jazeera. El Ejército israelí indicó que el movimiento palestino Hamás usaba el edificio con fines militares, en particular allí se encontraban oficinas de sus servicios de inteligencia.

La ONG Amnistía Internacional (AI) también pidió a la CPI a investigar ese bombardeo como posible crimen de guerra.

El conflicto palestino-israelí se agravó el 10 de mayo tras vencer el ultimátum del movimiento radical Hamás que exigía a Israel la retirada de militares y policías desde la Explanada de las Mezquitas y el barrio de Sheij Jarraj, escenas de violentas protestas por la celebración del Día de Jerusalén (fiesta con que los israelíes conmemoran la reunificación de la ciudad bajo su control durante la guerra de 1967) y los planes de desahucio en relación con cuatro familias palestinas residentes en los territorios reclamados por los judíos.

Después de expirado el ultimátum, Hamás y otra facción radical, Yihad Islámica (proscrita en Rusia), empezaron a lanzar cohetes hacia Israel. Buena parte de los casi 2.900 proyectiles disparados hasta el 16 de mayo fueron interceptados por el sistema antiaéreo Cúpula de Hierro, y unos 450 aterrizaron en la Franja de Gaza, sin cruzar la frontera; sin embargo, algunos impactaron en el territorio israelí provocando la muerte de 10 personas.

Los bombardeos de represalia realizados por la aviación y la artillería israelíes, según el Ministerio de Salud de Palestina, causaron hasta ahora al menos 174 muertos y unos 1.200 heridos.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA