Reino Unido concede 23 licencias de pesca a la UE

Pescado

Pescado

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

El Reino Unido concedió 23 licencias pesqueras a la Unión Europea, un día después de que venciera el plazo dado por París para resolver la disputa de pesca, informó la Comisión Europea.

«Hoy el Reino Unido ha emitido 18 licencias para buques de sustitución de la Unión Europea en las aguas territoriales británicas y otras cinco licencias para buques de la UE que faenen en las aguas de la isla de Jersey», señala la Comisión.

Agrega que continuarán las consultas técnicas con el fin de obtener licencias para otros siete buques de sustitución europeo.

La Comisión subraya que la decisión de hoy es «un paso importante en un largo proceso que busca la implementación total del Acuerdo Comercial y de Cooperación», firmado entre Londres y Bruselas en diciembre de 2020.

A la vez recordó que «hay barcos que han pedido acceso a las aguas británicas que aún no han recibido licencia».

«La Comisión Europea continuará trabajando, junto con Francia, para garantizar la total implementación del Acuerdo Comercial y de Cooperación y examinará las circunstancias jurídicas referentes a cada licencia solicitada que no se haya concedido», señala.

Esta información la confirmó el Departamento de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales del Reino Unido.

A finales de noviembre el secretario de Estado francés de Asuntos Europeos, Clement Beaune anunció el 10 de diciembre como la fecha límite para solucionar la disputa pesquera, después de lo cual París pondría fin a las negociaciones.

Francia y el Reino Unido sostienen negociaciones sobre la solución de la disputa por las licencias para la pesca, pero hasta el momento no han logrado llegar a un acuerdo. París acusa a Londres de incumplir el convenio de Brexit en este aspecto.

París anunció en noviembre que aplicará sanciones a Londres a raíz de ese litigio, pero más tarde las autoridades francesas decidieron no imponerlas mientras duren las nuevas negociaciones con el Reino Unido.

El derecho a la pesca en las aguas británicas fue uno de los temas en el que se centraron las arduas negociaciones entre la UE y el Reino Unido durante el pos-Brexit, donde se acordó que los pescadores del bloque podrían seguir faenando si demostraban que habían trabajado en esas aguas entre 2012 y 2016.

La mayoría de los barcos pequeños no están en condiciones de proporcionar tales datos porque carecen de sistemas de geolocalización.