¿Qué pasa si Rajoy dimite?

Mariano Rajoy y Soraya Sáenz de Santamaría

Cada vez es más probable que el aún presidente del Gobierno decida irse antes de que la moción de censura presentada por Pedro Sánchez le obligue a abandonar la Moncloa. El PNV va a apoyar la marcha de Mariano Rajoy decantando así la balanza para el éxito de la moción. La única alternativa es dimitir para impedir al socialista ser investido como su sustituto.

Si el líder del PP renuncia in extremis, Rajoy y todo su Ejecutivo caen con él, quedando el Gobierno en funciones. A partir de ahí, Rajoy puede mantenerse como jefe de ese gabinete en funciones hasta la nueva investidura o marcharse, del Congreso, de la política, o de ambos lugares.

Si elige esta vía, Rajoy será el primer presidente que dimita desde Adolfo Suárez, que se mantuvo en el cargo hasta que Leopoldo Calvo Sotelo tomó el poder. Eso sí, la moción del PSOE decaería si Rajoy dimite antes de la votación de mañana viernes.

En cualquier caso, el siguiente paso sería la convocatoria de una ronda de consultas por parte del Rey, al que cada partido puede presentar un candidato. Como no hay obligación de tener escaño para postularse a la presidencia, Pedro Sánchez sería el candidato socialista y desde el PP se podría optar por nombres como el de la presidenta del Congreso, Ana Pastor, o la número dos de su equipo, Soraya Sáenz de Santamaría, pero también cualquier otro nombre.

Tras esa ronda, igual que ocurre cuando hay elecciones, el rey designa al candidato con más posibilidades, que debe superar la investidura y para el que los números serán los mismos que hay a día de hoy en la Cámara Baja, pero no hay límite de tiempo para esta parte del proceso.

Lo que sí dice la Constitución es que el Parlamento se disuelve a los dos meses de una investidura fallida, pero en este contexto se pueden abrir escenarios que hasta el momento no se han vivido nunca en cuestión de plazos, márgenes y procedimientos, por lo que no todo es previsible.