El Ibex vuelve a desplomarse y pero salva los 6.000 puntos tras la artillería de los bancos centrales

ibex35 mercados bolsa
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Tras el ligero respiro del viernes, los mercados bursátiles de todo el mundo vuelven hoy lunes a estar sometidos a una fuerte presión bajista. Los movimientos de la Reserva Federal y el Banco de Japón no son suficientes ni mucho menos para devolver la confianza a unos inversores que siguen viendo como la propagación del coronavirus aumenta en lugares como España, Francia y EEUU. El Ibex 35, que había abierto con caídas del entorno del 4% y llegó a desplomarse más de un 10%, ha perdido finalmente un 7,88% hasta los 6.107 puntos.

La Fed volvió a actuar ayer por sorpresa y anunció un recorte de 100 puntos en los tipos de interés y la puesta en marcha de un nuevo programa de compra de activos de 700.000 millones de dólares. El lunes, el Banco de Japón le cogió el turno anunciando que tenía la intención de duplicar sus compras de fondos en el mercado de divisas a 12.000 millones de yenes (112.000 millones de dólares) al año. Sin embargo, el banco central dejó el tipo sin cambios en -0,1%.

Además, el Banco Central Europeo (BCE), la Reserva Federal, el Banco del Canadá, el Banco de Inglaterra, el Banco del Japón y el Banco Nacional de Suiza han anunciado una acción coordinada para ampliar y asegurar la liquidez en el mercado financiero.

Pero los mercados están cada vez más preocupados. Joachim Fels, asesor económico global de Pimco, avisa de que el miedo es que “lo que actualmente parece una recesión inevitable… se está convirtiendo en una depresión, y los mercados financieros [vayan] de una reducción a un colapso”. El analista de Goldman Sachs Zach Pandl señala en unas declaraciones recogidas por Financial Times que la acción de los bancos centrales sólo podría ayudar “en el margen”, aunque sí “debería aliviar significativamente la tensión del mercado de financiación, en particular la escasez de dólares en el extranjero”.

Así las cosas, las bolsas europeas se vuelven a desplomarse. En España, el Ibex 35 ha caído un 7,88% hasta los 6.107 puntos tras una nueva jornada de volatilidad en la que llegó a perder los 6.000 enteros por momentos. Caídas también significativas en el resto de plazas europeas, aunque inferiores a las del índice español: el Dax perdía un 5,3%, el Cac un 5,7%, el Ftse de Londres un 4,7% y el Mib de Milán un 6,1%. El Stoxx 600 se desplomó un 4,9%.

Más pronunciadas eran las caídas en Wall Street, que de nuevo hicieron saltar los interruptores automáticos. El Dow Jones perdía un 8,9% en la media mañana neoyorquina.

No mucho mejor ha sido la jornada en Asia. El índice de referencia de Japón, el Topix, cerró con una caída de un 2% tras el anuncio del BoJ. El índice S&P/ASX 200 de Australia se desplomó un 9,7%, mientras que el índice Hang Seng de Hong Kong cayó un 3,9% y el CSI 300 de China cerró con una caída del 4,3%.

En los mercados de renta fija, la rentabilidad del bono estadounidense a diez años bajó 24 puntos básicos hasta el 0,7119%. El yen, también un refugio habitual en tiempos de incertidumbre, subía un 1,4% hasta los 106,38 yenes por dólar.

Mientras, los precios del petróleo reanudaron su descenso, con el barril de Brent de referencia en Europa, perdiendo un 5,9% hasta los 31,86 dólares por barril.