Procesos y variables transicionales

Transición

Transición

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

En la obra seminal de Rustow, el énfasis está en los procesos

La “ruta” general –matices más, matices menos- está en el logro de: 1) una “unidad nacional”, 2) la lucha política, 3) la decisión democratizadora y 4) la “habituación” a la democracia (lo que a posteriori, se llamaría “consolidación democrática”).

En nuestra obra, junto a lo anterior, proponemos las “esferas” de variables a manejar

Valen ambas: qué hacer y cómo hacerlo. Pero, hacer, sin precisar “qué”, da lugar a desviaciones. Ejemplo: el ciclo venezolano de 1.958 a 1.998 fue un ciclo democrático. Lamentablemente, solo parcialmente y, finalmente, retrógrado.

Importa mucho el control de las variables que definen el bienestar

La España de finales de los ’70 precisó muy bien el “qué” (Ej: ingresar al Mercado Común y bajar la inflación), para lo cual, imperativa la democracia. El tipo transicional español, en contra de muchas opiniones, fue una “autorreforma controlada”.

El resultado esperado (y otros) orientaron el proceso

Viví en Europa el tiempo del inicio de la transición española y tuve la fortuna de conversaciones sobre su prospectiva. Lo político no iba a ser posible sin atención, por decir lo menos, de lo económico y lo institucional. Y se demostró.

Vayamos, entonces, a una conclusión general

La intención y los buenos deseos no bastan: se requiere una prolija –por comprensión o por extensión- definición de los resultados esperados del largo –sí, largo- proceso transicional. Al menos –sin precisión de relojero- unos quince años.

El “bloque transicional” debe dotarse –para lo buscado- de fines claros

Como dicho en anterior artículo, proponemos, al menos, ocho esferas de variables. Es mucha más complejidad que la asumida normalmente en los afanes transicionales. Evidentemente, no en todos se llega a los resultados mejores.

Una sugerencia a las sociedades aspirantes a un proceso de transición

Exijan, a los oferentes de un proceso de cambio tal, que les definan tan claro como posible, los fines concretos en lo político, lo económico, lo institucional, los valores y conceptos económicos y políticos orientadores y varios temas más. Claro que hay más.

Para ello, nuestro replanteamiento de los fines transitológicos

El reto es mayúsculo. Están ganando los malos y eso define un entorno adverso. No se puede errar el blanco. Buenos procesos no bastan. Sus resultados importan más. Una definición de resultados es altamente necesaria.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

EnglishFrenchGermanSpanish