Préstamos Rápidos, una alternativa para conseguir dinero

Smartphone
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Muchos han oído hablar ya de los préstamos rápidos que se tramitan por Internet, pero pocos saben cómo funcionan exactamente y cuáles son sus ventajas. Todo el mundo puede pedir un préstamo rápido online y obtener dinero de manera rápida para hacer frente a gastos imprevistos. En el sitio web prestamorapido.es encontrarás información de cómo funciona este tipo de ayuda financiera. Aquí te damos algunos detalles y te explicamos sus ventajas.

Préstamos rápidos, qué son

Llamados préstamos rápidos o microcréditos se trata de préstamos de dinero, normalmente de cuantías pequeñas, que se conceden de forma instantánea a los clientes que lo solicitan a través de una plataforma de créditos rápidos en Internet. Se trata de un tipo de financiación alternativa, donde los plazos de gestión y préstamo son mucho menores ya que el proceso cuenta con sistemas digitales para agilizar todo el cometido.

La mayoría de plataformas de préstamos rápidos, como es el caso de prestamorapido.es, cuentan con un sistema automatizado para analizar la solicitud del cliente al momento y así ahorrar tiempo. En pocos momentos el solicitante recibe una respuesta y si esta es satisfactoria el dinero se transfiere a su cuenta de manera instantánea.

Los solicitantes suelen tener entre 30 y 35 días para devolver el dinero. En función de los días que elijan a devolverlo deberán pagar una comisión u otra. En prestamorapido.es pero, se puede pedir una prórroga de 30 días en caso de que el solicitante no pueda devolver el dinero dentro del plazo establecido. Siempre puede surgir algún otro imprevisto que lo impida. Cuando el usuario solicita el préstamo rápido, en aquél momento sabrá el dinero total a devolver y en ningún caso esta cifra variará.

En definitiva, los préstamos rápidos son una alternativa de financiación mucho más moderna que los tradicionales préstamos de bancos y entidades financieras. En 15 minutos el usuario puede obtener el dinero en su cuenta. Solo necesitará disponer de una cuenta bancaria y de un teléfono móvil.

¿Por qué solicitar un micro crédito?

La mayoría de plataformas que ofrecen créditos rápidos suelen poner a disposición del cliente una cantidad de dinero no muy elevada, un máximo de unos 1.000 euros, pudiendo el solicitante escoger la cifra exacta. Esto permite agilizar el proceso, pero ¿para qué nos sirve este dinero?

Los microcréditos o créditos rápidos están pensados para hacer frente a gastos inesperados o gastos que se van de lo cotidiano. Te ponemos algunos ejemplos: puede que estemos llegando a final de mes y de repente se estropee la lavadora. No es un buen momento para comprar una nueva pero necesitas hacerlo. Caso perfecto para pedir un préstamo rápido de 400 o 500 euros, el valor de la lavadora, y devolverlo el mes siguiente una vez hayas cobrado. Imagínate que llevas ahorrando todo el año para ir de vacaciones pero cuando se acerca la fecha te falta algo de dinero para poder pagar todo el paquete del viaje, pide un préstamo rápido y no tendrás problemas. Sirve igual para pagar los libros de los niños en setiembre, para comprar un ordenador nuevo cuando el viejo se estropea o para hacer un regalo especial en una ocasión que no puede esperar.

Sea cuál sea tu caso, en ningún momento necesitarás justificar el por qué solicitas el préstamo. Las plataformas solo te pedirán datos identificativos, pero en ningún caso la justificación del dinero que pides.

Ventajas de los créditos rápidos

Dicho todo esto, ¿por qué debería pedir un préstamo rápido y no uno de convencional en mi banco de toda la vida? Estas son sus ventajas.

1. Por su inmediatez. Es seguramente el atractivo más importante. Son rápidos, es decir, una vez el usuario ha introducido todos los datos y documentación requerida el dinero se transfiere en menos de una hora. En algunas plataformas el tiempo de espera puede ser algo superior, de 24 horas, pero en todo caso sigue siendo mucho más rápido que en entidades tradicionales.

2. Proceso sencillo. No perderás el tiempo en papeleo o haciendo colas en el banco. Tendrás que cumplimentar un formulario digital y ya está. El proceso es muy sencillo y rápido de completar.

3. Confidencial. Como te hemos dicho no estás obligado a contar la causa por la cual pides el préstamo rápido. Y solamente el cliente y la plataforma sabrán que lo has solicitado, la información es siempre confidencial y se respeta.

4. No necesitas avales. A diferencia de los bancos o entidades financieras tradicionales en este caso no necesitas un aval para pedir el préstamo. Como se trata de cantidades pequeñas no es necesario que una persona se personifique como garantía para la devolución del préstamo. Esto es sin duda una gran ventaja.

Son sencillos, rápidos y sobre todo muy cómodos de solicitar. Los préstamos rápidos son la nueva tendencia en ayudas financieras. Por ello cada vez más los consumidores que solicitan un préstamo online.