¿Por qué la robótica de soldadura es una solución eficiente para la industria?

Robótica de soldadura

Robótica de soldadura

En la robótica de soldadura, los procesos se automatizan mediante robots que llevan a cabo y completan la soldadura según un programa. Y este último puede reprogramarse para ajustarse a los requisitos del proyecto en cuestión.

Así, la robótica de soldadura es una variante avanzada de la soldadura automatizada. En esta versión, las máquinas realizan la soldadura, mientras los soldadores siguen controlando y supervisando la tarea.

El uso de la tecnología robótica da pie a menos residuos y mayor seguridad, pero sobre todo, a resultados precisos y rápidos. En la robótica de soldadura, los robots pueden llegar a lugares que normalmente son inaccesibles. Esto libera tiempo para la fabricación y permite una mayor flexibilidad.

Gracias a la gama de máquinas disponibles, los robots pueden adaptarse a una gran variedad de procesos de soldadura. Entre ellas cabe destacar, la soldadura por arco, por resistencia, por puntos, láser y plasma. El objetivo principal es crear los programas de soldadura y las plantillas adecuadas en la aplicación de soldadura.

Aplicaciones de la robótica de soldadura

Por sus ventajas de ahorro de tiempo y alta productividad, la robótica de soldadura ha cobrado importancia en la industria del metal y la industria pesada. Igualmente importante es en la industria del automóvil, que utiliza la soldadura por puntos y láser. Es muy adecuada para soldaduras cortas con superficies curvas y acciones repetibles y previsibles que no requieren variaciones o cambios continuos en el proceso de soldadura. Con el uso de ejes externos, el robot también es apropiado para soldaduras largas, por ejemplo, en la industria naval.

La robótica de soldadura se emplea principalmente en la producción en cadena, donde la eficiencia y la cantidad son esenciales. Así pues, los programas pueden diseñarse para satisfacer todas las necesidades. Adicionalmente, la robótica puede usarse para producciones más pequeñas e incluso puntuales, manteniendo una alta rentabilidad.

Equipos de robótica de soldadura

La soldadura robotizada combina soldadura robótica, tecnología de sensores, sistemas de control e inteligencia artificial. Los componentes incluyen un software con programación específica. También un equipo de soldadura que suministra energía a la pieza y el robot que utiliza el equipo para realizar la soldadura. Los sensores del robot miden los parámetros del proceso de soldadura y los sensores geométricos miden los parámetros geométricos de la soldadura. Al adquirir y analizar la información de entrada de los sensores, el sistema de control adapta la salida del proceso de soldadura robotizada según las especificaciones del procedimiento de soldadura definido en el programa.

En función del uso previsto, los robots pueden ser brazos robóticos o puertas robóticas. Normalmente, se usan robots industriales de seis ejes con un brazo inferior de tres ejes y una muñeca de tres ejes, ya que permiten montar la antorcha de soldadura en la matriz para alcanzar todas las posiciones necesarias para la soldadura tridimensional.

El sistema debe estar integrado en el robot, y el equipo de soldadura debe ser compatible y, preferiblemente, estar diseñado específicamente para la soldadura robotizada, puesto que así todos los procesos pueden ser controlados por el robot.

Técnica de soldadura robotizada

En la soldadura robotizada, la atención se centra en el software y la programación. Los equipos, las pruebas y la formación de los operadores son los principales costes. Por lo tanto, es necesaria una planificación precisa para que la soldadura esté robotizada. Hay que analizar la producción actual de soldadura, incluyendo todas las operaciones y los costes. Además, hay que examinar la compatibilidad de los equipos con la robótica.

Las especificaciones deben ser precisas para garantizar una soldadura correcta. En la soldadura automatizada, las soldaduras son uniformes y, por tanto, pueden medirse para que sean lo más pequeñas posible. Las piezas uniformes permiten al robot realizar las soldaduras en el mismo lugar repetidamente. Todos los procesos pueden controlarse mediante programas previamente planificados, que harán funcionar el robot.

Los robots dependen de la entrada del operador para ejecutar una tarea determinada. El robot puede reprogramarse para que pueda efectuar diferentes tareas. El robot puede hacer una acción repetida una y otra vez, pero el programa debe modificarse si la tarea cambia.

Nosotros te aconsejamos nuestro robot colaborativo más demandado, que es el paradigma de la robótica de soldadura. Visita nuestra web y tendrás toda la información que necesitas.