Podemos carga contra Sánchez por llevar al “último minuto” la negociación

Pablo Echenique, secretario de Organización de Podemos
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Podemos ha arremetido contra Pedro Sánchez por retrasar las negociaciones con esta formación para la investidura a finales de agosto o principios de septiembre y que no se descarte llegar a un acuerdo en el “último minuto”, como afirmó José Luis Ábalos este domingo en El País. “Nos parece una actitud poco responsable llevar una negociación al pitido final”, ha señalado Pablo Echenique, secretario de Acción de Gobierno del partido morado.

“Todos los españoles pudieron ver lo que ocurre cuando se intenta negociar algo tan importante, como el Gobierno de España, en 48 horas, que es a lo que nos llevó el PSOE la última vez”, ha criticado en una entrevista en la SER. Para Echenique “llevarlas al último minuto no es la mejor de las ideas” y cree que debe ser “algún tipo de táctica” del Partido Socialista.

Según el diputado morado, “con las cosas de comer no se deben hacer tácticas de partido” y ha destacado que detrás de todo están las ganas de Sánchez y los suyos de repetir las elecciones. “No se trata de que nos vaya peor o mejor a los partidos en futuras elecciones generales”, ha asegurado.

Echenique ha descartado que Podemos tome la iniciativa y se ponga ya en contactos con el PSOE. “No tenemos que convertir la política en una telenovela para adolescentes”, ha sostenido el dirigente de Podemos, que ha rechazado “entrar en este juego de quién llama porque es obvio que eso no cambia nada”. Y es que, ha recordado que “quien debería trabajar por una investidura tendría que ser Sánchez”.

Tras confirmar que no existen contactos “formales” para negociar la investidura, el diputado morado ha vuelto a acusar a Sánchez de buscar un acuerdo con Ciudadanos, que “probablemente sea su opción preferida”. Pero esta no es la única de las opciones que barajaría el socialista, según Echenique, ya que otra posibilidad pasa por “un gobierno en solitario en el que acaparen el 100% del poder, un gobierno de ordeno y mando como había en el bipartidismo”. A esto hay que sumar una tercera opción, que es una repetición electoral.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA