Pekín se queda sin medicamentos por el nuevo brote del coronavirus

"Pekín se está quedando sin medicamentos en medio del brote del coronavirus que se está propagando rápidamente por la capital china".

Bandera china ondeando en la plaza de Tiananmen de Pekín

Bandera de China ondeando en la plaza de Tiananmen de Pekín

Los medicamentos se agotan en la capital china de Pekín debido a la rápida propagación del coronavirus, comunicó el periódico Financial Times.

«Pekín se está quedando sin medicamentos en medio del brote del coronavirus que se está propagando rápidamente por la capital china, ejerciendo presión sobre los recursos limitados justo cuando las autoridades levantan las restricciones contra la pandemia», informó el medio.

Según el diario, los residentes de Pekín «vaciaron» los estantes de las farmacias, comprando antipiréticos y las pruebas de PCR (reacción en cadena de la polimerasa).

El medio afirmó que hasta un millón de personas podrían morir en China como consecuencia de «la ola de invierno» del coronavirus.

Además, es probable que decenas de millones de chinos regresen a casa para el Año Nuevo Lunar que aumenta el riesgo de la propagación del virus.

Desde el comienzo de la pandemia, las autoridades chinas se han aferrado a la política de covid cero, que incluye drásticas restricciones sanitarias y largos confinamientos en ciudades de millones de habitantes para contener los contagios.

Sin embargo, a pesar de las restricciones el país vuelve a experimentar un deterioro de la situación epidemiológica.

A finales de noviembre, China ha renovado más de una vez los máximos de nuevos contagios diarios, pero el intento de endurecer en respuesta las medidas de confinamiento ha provocado protestas en varias ciudades como Pekín, Shanghái, Wuhan o Urumqi, algo que no se veía en décadas.

Desde el 11 de marzo de 2020, la Organización Mundial de la Salud califica como pandemia la enfermedad covid-19, causada por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2, detectado a finales de 2019.

A lo largo del mundo se han registrado más de 647 millones de casos de infección por el patógeno, incluidos unos 6,6 millones de decesos, según la Universidad Johns Hopkins de Estados Unidos.

Más información