Paros y huelgas en Correos contra “un modelo de minijobs y precarización”

Correos
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El 85% de la representación sindical de la plantilla de Correos está de acuerdo en iniciar el 2018 ‘caliente’ en la empresa pública de mensajería contra el recorte de 180 millones y la pérdida de 3.000 empleados.

CCOO, UGT, CSIF y Sindicato Libre anuncian este martes una paro general de dos horas y una manifestación en todo elpaís el 7 de junio que, sin embargo, no serán las únicas acciones previstas: las plataformas preparan “un proceso de movilización ascendente a lo largo de todo el año en el que las centrales sindicales convocarán tres huelgas generales en el último trimestre de 2018 y más concentraciones y manifestaciones”.

Los principales motivos son el recorte presupuestario en la financiación del Servicio Público Postal en 180 millones de euros entre 2017 y 2018 así como “la ausencia de Plan Estratégico que impide la modernización”. Pero con más perspectiva, los sindicatos recuerdan que se ha acabado con 15.000 empleos estructurales en los últimos diez años, se ha congelado la regulación laboral de la empresa desde hace más de cuatro y la plantilla sufre “precarización del empleo y pérdida de poder adquisitivo”.

“La ausencia de medidas para Correos está deteriorando progresivamente el Servicio Público Postal prestado a la ciudadanía en la provincia, al suprimir 3.000 empleos fijos, reducir la contratación e implantar el modelo de minijobs basado en la precarización”, denuncian.

Recuerdan que este modelo ya hace imposible “el reparto cinco días a la semana de lunes a viernes, que repercute en los distritos del centro de la capital, pueblos, empresas, polígonos con la reducción del servicio y la supresión en varias zonas, llegando incluso, al cierre de oficinas”.

Los sindicatos mayoritarios llevan tiempo denunciando lo que califican de “maquillaje” del Gobierno al déficit “millonario” de la empresa pública: hace un mes anunciaron que se movilizarían contra este “déficit histórico en sus cuentas” y “el incremento notable de la precariedad laboral con una plantilla fija claramente insuficiente”.

CCOO recriminó al Gobierno que el Proyecto de Presupuestos Generales que finalmente ha sido aprobado “ahonda más, si cabe, en el desmantelamiento de Correos como servicio público y como empresa pública sin líneas estratégicas claras”.

En este sentido, afeaba al Ejecutivo que “la alardeada innovación y diversificación en nuevas líneas de negocio como el e-commerce y la paquetería no dejan de ser papel mojado al no existir sobre la mesa Plan Estratégico alguno que permita orientar su actividad y convertirlo en un operador logístico de referencia”.

Para el sindicato, la empresa postal pública se encuentra en las antípodas de lo señalado por el SEPI, “con un volumen de negocio estancado, con escasa diversificación, sin líneas estratégicas que permitan convertirlo en un operador logístico de referencia y cada vez más residual y con recortes sin precedentes en la financiación del Servicio Postal Universal”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

EnglishFrenchGermanSpanish