Ofensiva bajista de los hedge funds contra los valores ‘verdes’ ante las esperadas subidas de tipos

Wall Street

Wall Street

Los valores bursátiles energéticamente sostenibles están en el punto de mira de los hedge funds bajistas. Las apuestas a la baja se han multiplicado ante la expectativa de que las subidas de tipos que iniciará la Reserva Federal harán que los inversores sean menos indulgentes con empresas con sólidas credenciales medioambientales pero escasos beneficios.

En los últimos años, las acciones de los valores sostenibles han atraído miles de millones de dólares de inversores con mentalidad ética, lo que ha elevado las valoraciones de algunos valores a niveles exorbitantes, según publica Financial Times. Algunos de esos valores ya han empezado a retroceder a medida que la Fed se prepara para empezar a retirar sus estímulos, pero los escépticos creen que las acciones verdes tienen que caer mucho más.

“En un mercado bajista, una empresa no cotiza a 60 veces los beneficios sólo porque haga algo moralmente bueno”, señala al diario británico Barry Norris, director de inversiones de Argonaut Capital. “La gente será un poco más dura al respecto”.

Norris está en corto en valores eólicos y recientemente ha aumentado su apuesta contra el fabricante danés de aerogeneradores Vestas Wind Systems. En noviembre, la empresa advirtió de un “entorno comercial mundial cada vez más desafiante para las energías renovables”, citando problemas en la cadena de suministro mundial y costes más elevados.

Las acciones de la empresa se dispararon desde las 130 coronas danesas a principios de 2020 hasta alcanzar un breve pico por encima de las 300 coronas hace un año, aunque han vuelto a caer hasta unas 170 coronas. Sin embargo, Norris cree que Vestas, cuyos márgenes se están contrayendo, es ahora “lo más caro que ha estado nunca”.

Las acciones de las empresas ecológicas no son las únicas que cotizan con valoraciones elevadas. Tesla, el fabricante de coches eléctricos, cotiza a un precio futuro sobre beneficios de 92 veces, mientras que Nvidia, otro valor muy popular en los últimos años, cotiza a 43 veces.

La alemana Nordex también ha sido objetivo de los vendedores en corto, y las apuestas contra el fabricante de turbinas eólicas se han disparado desde el 0,79% de las acciones de la empresa hace un año hasta más del 7%, según el grupo de datos Breakout Point. Esto lo convierte en uno de los valores europeos con más posiciones cortas. Entre los hedge funds que apuestan en su contra se encuentran Millennium Management, AKO Capital y Gladstone Capital.

Transición ecológica

Es una estrategia arriesgada. Los esfuerzos realizados por los gobiernos para abandonar la dependencia energética mundial de los combustibles fósiles apuntan a una fuerte demanda de empresas del sector.

Sin embargo, la perspectiva de cuatro subidas de tipos de interés en EEUU este año también supone un reto para los valores ecológicos con pérdidas. Unos tipos de interés más altos significan mayores costes de préstamo para las empresas y un menor valor atribuido a los flujos de caja futuros.

Los fondos se han centrado en los valores del hidrógeno, con apuestas reveladas contra el grupo noruego de tecnología del hidrógeno Nel, pasando del 1,8% de hace un año al 7,8%, según Breakout Point. La empresa registró una pérdida de 1.400 millones de coronas noruegas (156 millones de dólares) en los nueve primeros meses del año pasado. Helikon Investments, Odey Asset Management de Crispin Odey y WorldQuant tienen posiciones cortas contra Nel, cuyas acciones han subido de 5 coronas hace tres años a más de 35 coronas hace un año, pero desde entonces han caído a unas 11 coronas.

Los hedge funds también han aumentado sus apuestas contra la francesa McPhy Energy, del 0,5% de posiciones cortas hace un año al 5,5%; y contra la empresa noruega de tecnología de reciclaje de plásticos Quantafuel: de cero hace un año al 4,3%.

Algunos gestores se han arriesgado incluso a apostar contra los valores de vehículos eléctricos, que han demostrado ser uno de los rincones más volátiles del mercado, como Tesla y Rivian.