Nuevo golpe judicial a las políticas sanitarias en Madrid: esta vez por contratar personal a dedo

Enrique Ruiz Escudero, consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

En menos de un año la política sanitaria de la Comunidad de Madrid se ha visto duramente tocada en los juzgados. A inicios de febrero, el Tribunal Supremo tachaba de inconstitucional el plan de Cristina Cifuentes para reducir las listas de espera y ahora el Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº 27 de Madrid ha reprobado la forma de contratar en la sanidad pública madrileña.

La Justicia madrileña ha fallado a favor de la demanda de CCOO por incumplir lo pactado con los sindicatos a la hora de contratar en los centros sanitarios. “En junio del año pasado ya anunciamos la demanda por llevar el acuerdo un año sin cumplirse”, recuerda Mariano Martín-Maestro, coordinador de acción sindical de la Federación de sanidad de CCOO en Madrid, a EL BOLETÍN.

En concreto, el Juzgado ha considerado que la Comunidad de Madrid está obligada a cumplir con lo firmado en 2016, por lo que condena a la Consejería de Sanidad a crear todas las bolsas de empleo inexistentes, así como adaptar las que ya están funcionando. “En los centros no hay selección alguna”, resume el coordinador.

No contratar a través de las bolsas de empleo supone saltarse la Constitución, saltarse el derecho a acceder a un empleo público

Las bolsas de empleo brillan por su ausencia en la sanidad pública madrileña. De hecho, según los cálculos de CCOO –ratificados en la sentencia- de 120 categorías profesionales que hay en Atención Primaria, apenas hay siete que cuentan con bolsas centralizadas.

Martín-Maestro mira a la Carta Magna a la hora de ver esta gestión en Madrid: “No contratar a través de las bolsas de empleo supone saltarse la Constitución, saltarse el derecho a acceder a un empleo público”. A raíz de ahí, la palabra “cortijo” en los centros no tarda en aparecer cuando se necesita contratar: “Se llama a amigos o a familiares…”.

El Hospital de Parla crea un nuevo puesto directivo para colocar a la mano derecha de Méndez de Vigo

Leer más

En este sentido, CCOO, en su comunicado celebrando la sentencia, recalca que sin la bolsa de empleo “la contratación pasa desde la entrega de currículos, bolsines sin control, conocidos y familiares o mediante llamamientos específicos a determinadas oficinas del INEM”. “Es alucinante cómo contrata la sanidad madrileña”, denuncia Martín-Maestre.

Según el coordinador, el sindicato tiene constatado numerosos casos de esta política de contratación, ya sea en un hospital de gran dimensión o en uno de menor tamaño. Así sucede, por ejemplo, en el Instituto Psiquiátrico José Germain donde no hay rastro de bolsa de empleo de personal estatutario “y se desconoce de dónde se selecciona el personal”.

En el Hospital Gregorio Marañón se repite la misma práctica: se contrata llamando al INEM o tirando de “listas guardadas en los despachos”. En el caso de que no funcionen estos métodos, el centro, según CCOO, recurre a las extintas bolsas de categorías de personal laboral.

No se tratan de casos aislados, tal y como apostilla Martín-Maestre a este medio: “Ni un hospital se salva para contratar a facultativos”. El error se reproduce en la Atención Primaria y al SUMMA 112 donde solo 10 categorías de 48 cuentan con bolsas centralizadas. Mientras, se vulneran los principios de igualdad, mérito, capacidad, competencia y publicidad.

Es alucinante cómo contrata la sanidad madrileña. Imagino que recurrirán, pero es un hachazo a la Administración para que se sienten a trabajar

¿Más casos concretos? Según la organización, el Hospital Puerta del Hierro tampoco se salva al contratar, en aquellas categorías que no hay bolsas únicas, a través de “listados internos” mirando la antigüedad exclusivamente en el centro. En el Clínico San Carlos se prefiere contratar “del INEM, sin ningún tipo de información para celadores y auxiliares administrativos sobre todo”.

Sin rastro de actualizar las bolsas

Sin embargo, la falta de bolsas de empleo no es el único punto en el que hace hincapié CCOO y el Juzgado madrileño. Tampoco se actualizan las pocas bolsas creadas. “Algunos hospitales llevan hasta nueve años sin actualizarlas”, reprocha Martín-Maestro.

Esto mismo se aprecia en el Hospital La Paz donde las únicas bolsas de trabajo son las de técnicos en cuidados auxiliar de Enfermería y celadores… “pero están sin actualizar y no hay información de cómo se contrata”. En el Ramón y Cajal, lo mismo: “Las categorías como técnicos superiores, celadores, auxiliares administrativos, no se actualizan desde el año 2011”.

Hemeroteca: La Consejería de Sanidad niega que se esté contratando a “dedo” a personal temporal

Leer más

Ante todo esto, el Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº 27 de Madrid ha condenado a la Consejería de Sanidad a ‘ponerse al día’ con el acuerdo. Martín-Maestro, aun así, apuesta porque a este conflicto le quedará recorrido: “Imagino que recurrirán, pero es un hachazo a la Administración para que se sienten a trabajar”.

Pese a ello, el coordinador del sindicato celebra el “hito histórico” de la sentencia ya que “afianza la negociación colectivo”. Por el momento, ya es la segunda vez en los últimos meses que un magistrado condena las políticas sanitarias de la Comunidad de Madrid.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA