Nuevo escollo para la operación Chamartín: DCN y Adif pugnan por los mejores terrenos

Ayuntamiento de Madrid.
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La ‘operación Chamartín’, ahora Madrid Nuevo Norte, todavía está pendiente de unas cuantas aristas que amenazan con retrasar aún más el proyecto, según revela hoy vozpopuli.com, que explica que el escollo en cuestión son 180.000 metros cuadrados en situación privilegiada sobre los que la promotora Distrito Castellana Norte y Adif tienen diferencias.

Explica el citado digital que “después del acuerdo anunciado la pasada semana entre el Ayuntamiento de Madrid, el Ministerio de Fomento y la promotora Distrito Castellana Norte (DCN) para comenzar a tramitar la modificación urbanística, los dos últimos siguen sentados a la mesa para dirimir una serie de diferencias que mantienen acerca del desarrollo. Más en concreto, sobre el destino de un suelo en situación privilegiado para el que la promotora liderada por BBVA y Adif, propietario de la mayor parte de los terrenos del ámbito, tienen planes notablemente distintos”.

Recuerda que el citado pacto, contempla nuevos recortes en la edificabilidad, que sumados a los acordados anteriormente, dejan al desarrollo con un 30% menos de la edificabilidad contemplada en el plan original. Traducido en superficie, aproximadamente 700.000 metros cuadrados menos. Resaltando que a pesar de esta circunstancia, el precio de 1.250 millones de euros establecido para la compra de los terrenos del ámbito por parte de DCN a Adif no se ha revisado, ya que “la compensación para la promotora (también participada por Grupo San José como socio minoritario) llega en forma de terrenos y en este punto es en el que aparece la discrepancia”.

Vozpopuli.com aclara que las fricciones llegan ya que “mientras que DCN tiene como objetivo suelos adyacentes a la estación que Chamartín, en la calle Agustín de Foxá (que se convertirá en una de las vías más cotizadas del nuevo barrio), Adif pretende que esos terrenos se destinen a otros usos, más relacionados con la actividad ferroviaria, lo que supone un cambio en el diseño de la operación por el que DCN no está dispuesto a pasa”r.

Según el medio online “Adif considera que los terrenos con los que compensar a la promotora deben estar situados en la zona trasera de la estación, en el entorno de la Avenida de Pío XII. Un área más alejada del eje de la Castellana y con un menor valor económico”.

Fuentes conocedoras de la situación señalan que las posturas de ambas partes no están notablemente alejadas como para pensar en un nuevo bloqueo de la operación, pero admiten que añade un elemento de distorsión en un momento en el que el protagonismo debe recaer en los trámites administrativos.