www.elboletin.com

Villarejo pide de nuevo salir de prisión y niega que vaya a fugarse al ser un “hombre de honor”

José Manuel Villarejo, excomisario de policía
Ampliar
José Manuel Villarejo, excomisario de policía

El comisario jubilado José Manuel Villarejo insiste en su libertad provisional mientras dure la pandemia de coronavirus.

martes 31 de marzo de 2020, 13:43h

El comisario jubilado y en prisión provisional José Manuel Villarejo ha presentado un nuevo escrito en la Audiencia Nacional en el que insiste en solicitar su libertad provisional en lo que dure la pandemia de coronavirus por los riesgos para su salud que esto implica y en el que garantiza que cumpliría las medidas cautelares que se le aplicaran porque es “hombre de honor”.

En el escrito, al que ha tenido acceso Europa Press, Villarejo sostiene que los riesgos de fuga, destrucción de pruebas y reiteración delictiva “han disminuido” como consecuencia de la declaración del estado de alarma y “pueden ser conjurados o limitados mediante un régimen estricto de reclusión domiciliaria”.

El expolicía considera que sería “suficiente” con retirarle el pasaporte y prohibirle salir de territorio nacional como medidas cautelares, ya que es “hombre de honor que siempre ha hecho frente a sus compromisos y obligaciones como servidor público con muy relevantes servicios a España”, pero propone que se le impongan además controles telemáticos si así lo valora el tribunal.

De esta manera lo expone el abogado de Villarejo en su recurso de apelación presentado ante la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional contra el auto del juez instructor Manuel García Castellón que le denegó la libertad provisional hace diez días al considerar que no quedan acreditados los riesgos para su salud que alegaba como consecuencia de la pandemia, al tiempo que destacaba que prevalece el riesgo de fuga a pesar del Covid-19.

Según el comisario jubilado, que lleva en prisión preventiva casi dos años y medio, el magistrado contestó a su primer escrito con “total desprecio”, y recuerda que “la persona que primeramente ha de velar por la vida, la dignidad, la integridad personal y moral y la salud de un preso preventivo es el instructor que lo mantiene privado de libertad”.

En su opinión, “produce escarnio que ante una hecatombe universal que amenaza la vida y la salud de todos los habitantes de este planeta se pueda poner por escrito que prevalece el interés del Estado de asegurar la presencia de una persona ante un tribunal y los fines de un proceso sobre su salud y su vida”.

En este recurso, el abogado de Villarejo insiste en que su cliente tiene casi 69 años y presenta un “cuadro pluripatológico con hipertensión arterial crónica resistente al tratamiento con continuas crisis hipertensivas, dislipemia, insuficiencia aórtica y mitral, arritmias cardiacas, asma bronquial, deterioro funcional progresivo, vulnerabilidad espinal residual a cirugía artrodésica lumbar, hiperplasia de próstata, hiperuricemia, alergias y problemas dermatológicos y estrés carcelario”.

Esto le sitúa, añade, dentro del “grupo de mayor riesgo de contagio y de sufrir efectos más perjudiciales para su salud en caso de ser contagiado”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios