www.elboletin.com

Unos videos muestran a un hijo de Imbroda ‘comprando’ votos a cambio de puestos de trabajo

Juan José Imbroda
Ampliar
Juan José Imbroda

Coalición por Melilla tiende una trampa para probar las supuestas irregularidades electorales del PP en dicha ciudad autónoma.

viernes 26 de abril de 2019, 11:43h
"Coalición por Melilla (CPM) ha tendido una trampa al Partido Popular para demostrar mediante unos vídeos que la formación política liderada por Juan José Imbroda, presidente de la ciudad autónoma de Melilla, tendría entre sus prácticas habituales la compra de votos", Por lo menos eso es lo que asegura elconfidencial.com, que dice tener unos vídeos en los que “se observa cómo el hijo del presidente Imbroda, Juanjo Imbroda Jr., se reúne con varias personas para la compra de hasta 300 votos con el fin de alterar los resultados de las elecciones generales del 28-A y las municipales, autonómicas y europeas del 26 de mayo en beneficio del PP.

Elconfidencial.com dice haber contactado con el presidente del Gobierno de Melilla que les ha asegurado que “esos vídeos están manipulados” y argumento que en Melilla, siempre que llegan las elecciones, “se pretende intoxicar y pasan habitualmente estas cosas, pero no tienen importancia".

Dicho digital informa que el encuentro grabado, está fechado el 2 de abril pasado. Imbroda hijo habla con Mustafá Abdesalam Mohand, apodado 'Chota', exdelantero del equipo de fútbol Unión Deportiva Melilla, quien le facilita el contacto con los mercaderes de votos, personas que estarían consiguiendo los votos para el PP y también presentes en la reunión grabada con cámara oculta. Uno de los conseguidores le dice a Imbroda hijo: "Pues nada, aquí estamos para ayudar al partido. Mi amigo, mi compañero tiene ahora mismo 170 votos por correo preparados".

Lo que le piden a cambio al hijo del presidente de Melilla es un empleo. Uno de los colaboradores del conseguidor de votos apunta: “Quiere formar una familia y él quiere un trabajo, quiere un trabajo estable”. En otro vídeo, Chota le dice en el interior de un coche al conseguidor fingido que él mismo se encargaría de llevar los votos a Correos. El exfutbolista quiere tranquilizar al trapicheador de votos: “Tú tranquilo, si me tienen que pillar, que me pillen a mí. Y si me tengo que ir, me voy al talego y salgo con una paga, encima”. Sostiene que Imbroda Jr. le ha asegurado lo siguiente: “Con 300 votos, mañana estás trabajando”.

Elconfidencial.com explica por qué 300 votos son tan importantes. Señala que en las generales, en Melilla los partidos políticos se disputan un único escaño en el Congreso de los Diputados, pero es muy alta la abstención global, los votos en blanco y las papeletas nulas, que llegaan a superar el 50% del escrutinio, por lo que 300 votos arriba o abajo pueden ser decisivos para lograr ese escaño y para influir de forma importante en la triple consulta de finales de mayo.

Casi una "tradición"

El digital recalca que “las irregularidades electorales en Melilla son casi una tradición” y explica que el mercado de votos en este “bastión del PP” se hace usando el voto por correo, y que por eso es la ciudad donde se da la mayor proporción de voto por correo de toda España.

Esta medio dice que el ‘modus operandi’ es bien conocido en Melilla, especialmente en los barrios más deprimidos: se entregan los datos personales, se solicita el voto por correo y, una vez recibido, se entrega el sobre con la respectiva papeleta del PP en su interior y recuerda que “días antes de los comicios de mayo de 2015, varios militantes y altos cargos del PP melillense fueron sorprendidos entregando mochilas cargadas de votos en distintas sucursales de Correos de la ciudad”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL BOLETIN

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.